Hoy te voy a enseñar a preparar unas deliciosas ANCHOAS EN SALAZÓN CASERAS. Siempre pensé que elaborar en casa ANCHOAS EN SALAZÓN era bastante laborioso, y es que existe un método muy largo que conlleva una curación de unos tres meses. Pero este no es el caso, ya que el método que te voy a explicar aquí es el método rápido de hacer anchoas caseras 😉

Con esta forma de preparación en tan solo 48 o 72 horas conseguirás unas ANCHOAS EN SALAZÓN que no te dejarán indiferente. Su sabor y textura no es exactamente igual a las ANCHOAS EN CONSERVA que venden, pero te aseguro que quedan espectaculares. Una vez curadas se conservan en la nevera dentro de un recipiente de cristal y cubiertas de aceite de oliva, y te pueden durar hasta un mes más o menos ¡Aunque en casa nos las terminamos mucho antes! 😜

Para esta elaboración es mejor comprar unos BOQUERONES o ANCHOAS de buena calidad y con un tamaño entre mediano y grande, ya que así te quedarán mucho mejor.

Estas ANCHOAS son ideales para preparar CANAPÉS o unas tostas acompañadas de aguacate o tomate, aunque servidas solas tal cual como APERITIVO o ENTRANTE son una delicia. También puedes añadirlas a tus cocas o PIZZAS, y le darán un rico sabor a tus PLATOS DE PASTA.

Te aseguro que cuando las pruebes te van a encantar y además sorprenderás a tus comensales cuando se enteren de que las has preparado tú 😉

¡Vamos a ver cómo se hacen!

 

👇👇  AQUÍ PUEDES VER LA RECETA EN VÍDEO  👇👇

INGREDIENTES DE LAS ANCHOAS EN SALAZÓN CASERAS

anchoas en salazon caseras

✅ 1 kg. BOQUERONES O ANCHOAS 

✅ 1 kg. SAL GRUESA PARA COCINAR

✅ 400 gr. (aprox.) ACEITE DE OLIVA VÍRGEN EXTRA 

(Si utilizas medio kilo de boquerones rebaja la cantidad de sal también a la mitad)

PREPARACIÓN paso a paso

anchoas en salazon caseras
  1. Lo primero que tenemos que hacer nada más comprar los boquerones o anchoas es congelarlos. Este es un paso muy importante que no te puedes saltar ya que este pescado suele ser uno de los que contienen más Anisakis, que como ya es sabido, son unas larvas que contienen la mayoría de los pescados y que pueden acarrearnos problemas de intoxicación, así como graves reacciones alérgicas. Ten en cuenta que en esta elaboración no cocinaremos el pescado, sino que lo vamos a curar o macerar sin someterlo a temperatura alta, por lo que de no congelarlo, el anisakis podría persistir. Con la congelación conseguiremos matarlo y de esta manera podremos consumirlo sin ningún riesgo.

  2. Dicho esto, puedes congelar los boquerones enteros y después limpiarlos, o como en mi caso, que me gusta congelarlos ya limpios y una vez retiradas las tripas. Puedes limpiarlos en casa pero en la mayoría de las pescaderías te los suelen limpiar. Pídeselo a tu pescadero y seguro que lo hará. Así en cuanto llegues a casa lo único que tienes que hacer es congelarlos. Deberás mantenerlos congelados un mínimo de 48 horas, aunque mucho mejor si son 72 horas (3 días).

  3. Una vez descongelados lávalos bien con agua fría y sécalos. Retira la espina de cada uno de ellos y separa las dos mitades o lomos.

  4. En un recipiente o “tupper” vierte una capa de sal gruesa de forma que cubra la base. Coloca sobre ésta una capa de boquerones o anchoas y encima otra capa de sal gruesa procurando que queden totalmente cubiertos. Ve alternando una capa de sal y otra de boquerones hasta llegar al borde del recipiente, y siempre comenzando y terminando con una capa de sal, para asegurarte de que están totalmente cubiertos por arriba y por abajo. Cuando termines agita un poco el recipiente y si ves que te quedan huecos rellena con un poco más de sal.

  5. Tapa con papel film transparente y coloca peso encima (yo les pongo un par de tetrabricks de leche). Guárdalos en la nevera o frigorífico un mínimo de 48 horas y máximo de 72 horas. A mí me gusta dejarlos 72 horas (3 días) porque quedan más curados. Menos de 48 horas te quedarán algo crudos y si los dejas más de 72 horas te pueden quedar demasiado salados, aunque estarán más curados.

  6. Una vez transcurridas las 48 o 72 horas retira del frigorífico y lava muy bien los boquerones con agua fría para retirarles toda la sal. Coloca después entre dos trozos de papel de cocina absorbente presionando un poco para secarlos y retirarles el exceso de agua.

  7. Ahora toma un recipiente de cristal con tapa, que es lo mejor para conservarlos (puede ser un “tupper” o un tarro, lo que tengas) e introduce los boquerones o anchoas ya secos en su interior. (Si quieres puedes retirarles la piel antes de introducirlos en el recipiente, raspando suavemente con un cuchillo. Esto es opcional y tanto con piel como sin ella quedan muy bien.)

  8. Una vez hayas introducido todas las anchoas vierte por encima el aceite de oliva hasta que queden cubiertas. Cierra la tapa y guarda en el frigorífico. Comienza a consumirlas pasadas unas horas o mejor a partir del día siguiente.

  9. Estas anchoas se conservan durante un mes en el frigorífico dentro del recipiente de cristal y cubiertas de aceite de oliva. Yo no aconsejo tenerlas más de un mes, aunque en mi caso nunca duran tanto porque están tan ricas que vuelan 😋

    ¿Qué te ha parecido? Espero que te haya gustado la receta y si la pones en práctica cuéntame qué tal te ha quedado y si te ha gustado. Si tienes alguna duda o sugerencia no dudes en dejarme un comentario aquí debajo.

    ¡Besotes! 😘😘

anchoas en salazon caseras

Si te ha gustado esta receta déjame tu comentario aquí debajo. Estaré encantada de conocer tu opinión o cualquier sugerencia que quieras compartir. Por supuesto, si tienes alguna duda pregúntamela y te responderé con mucho gusto.

¡Besotes! 😘😘😘

¡MIRA ESTAS OTRAS RECETAS DE PESCADO!

👇👇Pincha en las fotos para ver la receta👇👇

merluza en salsa verde o merluza a la vasca

MERLUZA EN SALSA VERDE O MERLUZA A LA VASCA

BACALAO CON TOMATE

BACALAO CON TOMATE. RECETA TRADICIONAL

Lubina al horno con patatas

LUBINA AL HORNO CON PATATAS

SALMON EN PAPILLOTE AL HORNO CON PATATAS Y VERDURAS

SALMÓN EN PAPILLOTE AL HORNO CON PATATAS Y VERDURAS

Share This