TARTA DE TRES QUESOS AL HORNO

TARTA DE TRES QUESOS AL HORNO

Cada vez me gustan más las tartas de queso y la que te traigo hoy se ha convertido en mi favorita. Se trata de una TARTA DE TRES QUESOS AL HORNO.

Esta tarta es muy similar en aspecto a la famosa TARTA DE QUESO LA VIÑA, que también tengo publicada en este blog y en mi canal de Youtube, la diferencia con aquella es que en esta ocasión vamos a utilizar tres tipos de queso: Philadelphia, queso de cabra y Mascarpone.

Además en esta tarta vamos a sustituir la nata por yogur griego, con lo cual restaremos una pizca de grasas y aportaremos mucha cremosidad. ¡Y atención si eres intolerante al gluten! porque tampoco lleva harina de trigo, sino harina de maíz (Maizena), con lo cual la podrás comer sin problema 😉 El toque dulce se lo vamos a aportar con un almíbar que prepararemos en poco más de 30 segundos.

La superficie lleva una capa de azúcar caramelizado que le va a dar un toque crujiente irresistible (si no tienes soplete de cocina no te preocupes, después te daré otras opciones).  Así que con todo esto, el resultado es una tarta de queso de textura muy cremosa e intenso sabor.

En una palabra, espectacular.😍

 

👇👇  AQUÍ PUEDES VER LA RECETA EN VÍDEO  👇👇

INGREDIENTES DE LA TARTA DE TRES QUESOS AL HORNO

ingredientes tarta de tres quesos

✅ 120 gr de AZÚCAR

✅ 60 gr de AGUA

✅ 100 gr. QUESO DE CABRA TIPO RULO

✅ 200 gr. QUESO CREMA TIPO PHILADELPHIA

✅ 250 gr. QUESO MASCARPONE

✅ 125 gr. YOGUR GRIEGO (1 yogur)

✅ 2 HUEVOS

✅ 1 Cda. AROMA DE VAINILLA

✅ 25 gr (1 y ½ Cda.) de HARINA DE MAÍZ («Maizena»)

PREPARACIÓN paso a paso

tarta de tres quesos al horno

 

  1. En primer lugar preparamos el almíbar para darle tiempo a que vaya enfriando. Para ello, en un cazo disolvemos el azúcar en el agua y lo llevamos al fuego. En el momento en que comience a hervir, lo dejaremos durante unos 30 o 40 segundos como mucho y enseguida apartamos el cazo del fuego y lo dejaremos que vaya perdiendo temperatura.

  2. Mientras tanto, en un bol añadimos el queso de cabra (para esta receta yo utilizo de tipo rulo). Con una cuchara o espátula de silicona lo vamos a aplastar un poco para reblandecerlo. A continuación añadimos el queso crema tipo Philadelphia y mezclamos bien con la espátula los dos quesos. Por último añadimos el Mascarpone y terminamos de mezclar los tres quesos hasta obtener una crema homogénea.

  3. A continuación añadimos el yogur griego y mezclamos de nuevo.

  4. Seguidamente le añadimos los dos huevos junto con la cucharada de aroma de vainilla y mezclamos todo, esta vez mejor con unas varillas manuales o eléctricas, hasta obtener una consistencia muy cremosa y suave.

  5. Ahora tomamos el cazo con el almíbar, que ya estará templado o casi frío, y le vamos a añadir la harina de maíz o Maizena, removiendo con unas varillas hasta que esté totalmente disuelta y sin grumos (por eso es importante que el almíbar se enfríe un poco, ya que esta harina no se disuelve en líquidos demasiado calientes). Añadiremos esta mezcla del cazo a la crema anterior y terminamos de mezclar todo muy bien.

  6. Tomamos un molde, preferiblemente redondo y desmontable (yo utilizo uno de 20 cm de diámetro), y le vamos a forrar con papel vegetal o papel de hornear, previamente humedecido para facilitar que se adapte a las paredes y a la base. Una vez forrado el molde, vertemos la crema en su interior.

  7. Introduce en el horno que tendrás precalentado a 220ºC con calor arriba y abajo, y hornea durante unos 30 o 40 minutos como mucho. Esta tarta al sacarla del horno tiene que quedar como si pareciera que no está totalmente cuajada por dentro (como si “bailara” como un flan).

  8. Antes de desmoldar deja reposar durante un mínimo de 4 o 5 horas, preferiblemente a temperatura ambiente si es que la vas a comer en el mismo día. Si es para el día siguiente, mejor guárdala en la nevera.

  9. Una vez fría desmolda. Para decorar la superficie espolvorea con un par de cucharadas de azúcar y quémala con un soplete para que se forme una  capa crujiente. Si no tienes SOPLETE DE COCINA puedes añadir por encima mermelada de fresa o frutos rojos, o tomarla tal cual sin añadir nada, porque está deliciosa.

    De cualquier manera te va a encantar 😋

tarta de tres quesos al horno

CONSEJO:

Esta tarta está más rica si al partirla se derrama un poco el queso por dentro. En mi caso no ha ocurrido porque la horneé durante unos 40 minutos pero si la horneas solo entre 25 o 30 minutos te quedará con esa textura más cremosa por dentro (tipo “coulant”).

tarta de tres quesos al horno

Si te ha gustado esta receta déjame tu comentario aquí debajo. Estaré encantada de conocer tu opinión o cualquier sugerencia que quieras compartir. Por supuesto, si tienes alguna duda pregúntamela y te responderé con mucho gusto.

¡Besotes! 😘😘😘

¡NO TE PIERDAS ESTAS OTRAS TARTAS FÁCILES!

👇👇Pincha en las fotos para ver la receta👇👇

Cheesecake de limón con gelatina de arándanos

CHEESECAKE DE LIMÓN CON GELATINA DE ARÁNDANOS

tarta de galletas y chocolate blanco. Tarta de la abuela

TARTA DE GALLETAS Y CHOCOLATE BLANCO

TARTA FLAN DE YOGUR O PASTEL DE YOGUR O PUDIN DE YOGUR

TARTA O PASTEL DE YOGUR

TARTA DE QUESO LA VIÑA. CHEESECAKE LA VIÑA SAN SEBASTIÁN

TARTA DE QUESO DE «LA VIÑA»

CHEESECAKE DE LIMÓN CON GELATINA DE ARÁNDANOS

CHEESECAKE DE LIMÓN CON GELATINA DE ARÁNDANOS

Este CHEESECAKE DE LIMÓN CON GELATINA DE ARÁNDANOS es una receta fácil y rápida. Es una tarta sin horno que se toma fresquita y además puedes preparar con antelación. El limón junto a la cobertura de gelatina le aporta mucho frescor y un sabor delicioso. La verdad es que en casa nos encantan los Cheesecake de todo tipo y te aseguro que este es una auténtica delicia.  Si tienes invitados vas a quedar genial.

¿Quieres ver cómo se hace? Pues toma nota de los ingredientes y ¡Vamos con la receta!

 

INGREDIENTES

  •  320 gr. de Galletas tipo Digestive

  • 130 gr. de Mantequilla sin sal

  • 400 gr. de Queso crema tipo Philadelphia o Mascarpone

  • 320 ml de nata líquida (o crema para batir como se le llama en otros países)

  • 6 hojas de gelatina neutra

  • 160 ml. de Zumo de limón

  • 250 gr. de Leche Condensada (o 160 gr. de azúcar)

  • Ralladura de 1 limón

  • 1 Cda. Extracto de Vainilla

    PARA LA COBERTURA
  • 1 Sobre de Gelatina de arándanos o del sabor que más te guste. Yo he utilizado el sobre de Gelatina Royal de arándanos baja en calorías y con 0% azúcares añadidos que me llegó con la caja Degustabox de junio

  • 1 litro de agua

PREPARACIÓN

 

  1. Para formar la base de la tarta o cheesecake lo primero que tienes que hacer es triturar las galletas. Puedes hacerlo utilizando un robot de vaso como yo, o uno de mano tipo Minipimer. También puedes meter las galletas en una bolsa de plástico (de congelación) y aplastar las galletas con un rodillo.

  2. Una vez trituradas las galletas viértelas a un bol y calienta unos segundos la mantequilla en el microondas hasta que quede totalmente fundida. Agrega la mantequilla a las galletas trituradas y remueve todo hasta que ambos ingredientes estén perfectamente mezclados.

  3. Vierte esta mezcla de galletas y mantequilla en el molde donde vayas a hacer la tarta y cubre con ella toda la base ayudándote de una espátula o lengua pastelera para ir aplastando y aplanando poco a poco toda la mezcla y que toda la base quede bien cubierta (también puedes hacerlo con la parte trasera de un vaso). Reserva en la nevera.

  4. Ahora vamos a preparar el Cheesecake. Para ello pon en un bol el queso crema junto con la nata líquida o crema para batir y móntalo preferiblemente con unas varillas eléctricas para que te sea más fácil y rápido. No es necesario que al montarlo quede muy firme. Con que tenga una textura cremosa es suficiente. Reserva en la nevera.

  5. Pon a hidratar las hojas de gelatina dentro de un plato o bol con agua fría. Espera unos 3 o 4 minutos hasta que estén totalmente hidratadas. Mientras tanto calienta el zumo de limón pero sin que llegue a hervir. Puedes hacerlo en el microondas y será solo unos segundos.

  6. Una vez hidratadas las hojas de gelatina escúrrelas bien con la mano y añádelas al zumo de limón que deberá estar caliente. Remueve hasta que se disuelvan totalmente y reserva esta mezcla hasta que se ponga templada o fría.

  7. Mientras tanto saca de la nevera el bol con la mezcla de queso y nata montada y añade una cucharada de extracto de vainilla y la leche condensada. Mezcla suavemente con movimientos envolventes. Añade también la mezcla de zumo de limón con la gelatina si ya está fría o templada casi fría y sigue mezclando suavemente y por último añade la ralladura de limón y termina de mezclar.

  8. Saca el molde que tenías reservado en la nevera con la base de galletas y vierte toda esta mezcla sobre ella. Da unos golpecitos suaves para que se asiente y si es preciso alisa un poco la superficie. Lleva a la nevera para que cuaje durante un mínimo de 4 o 6 horas. En mi caso ya lo tuve que dejar hasta el día siguiente.

  9. Una vez que ya esté bien cuajado prepara la cobertura de gelatina con sabor a arándanos (puedes utilizar el sabor que más te guste). Para preparar esta gelatina solo hay que verter el contenido del sobre el medio litro de agua hirviendo y remover hasta su disolución. Retira del fuego y añade otro medio litro de agua fría y remueve de nuevo. Deja enfriar y vierte sobre la crema de cheesecake una vez cuajada.

  10. Pon una cuchara debajo de forma que la gelatina vaya cayendo sobre la cuchara y no directamente sobre la crema para que ésta no se rompa. Reserva de nuevo en la nevera hasta que cuaje la cobertura que en unas 2 o 3 horas estará lista y ya tienes preparado este riquísimo cheesecake de limón y gelatina de arándanos.

Como verás es una tarta fría muy fácil de preparar y te aseguro que el sabor a limón es espectacular. Es un postre muy rico y refrescante para estos días de calor y además lo puedes tener preparado con antelación 

¡Pruébalo porque te va a encantar!

AQUÍ PUEDES VER LA RECETA EN VÍDEO:
TARTA DE QUESO DE «LA VIÑA» (San Sebastián)

TARTA DE QUESO DE «LA VIÑA» (San Sebastián)

El restaurante «La Viña» se encuentra en la preciosa ciudad de San Sebastián y desde hace unos años su famosa TARTA DE QUESO se ha hecho muy popular por su textura y su cremosidad, pero sobre todo por lo fácil que es de preparar. Este famoso CHEESECAKE se hace al horno con tan solo 5 ingredientes y te aseguro que hasta el momento es la mejor tarta de queso que he probado. ¡Pruébala porque te va a encantar!

INGREDIENTES

PARA UN MOLDE DE 20 cm DE DIÁMETRO

  • 4 Huevos tamaño «L»

  • 200 gr. de Azúcar

  • 600 gr. de Queso Crema tipo Philadelphia

  • 350 ml (o 330 gr.) de Nata líquida o crema para batir con un mínimo del 35% de M.G. (La que se utiliza para cocinar)

  • 30 gr. de harina de trigo común (2 cucharadas soperas)

AQUÍ PUEDES VER LA RECETA EN VÍDEO:

PREPARACIÓN

  1. Forra el molde con papel para hornear o papel vegetal. Un truco para que se adapte mejor al molde es humedecerlo un poco con agua. Una vez forrado reserva.

  2. Pon el horno a precalentar a una temperatura de 200 ºC con calor arriba y abajo.

  3. Ahora vas a ir poniendo todos los ingredientes en el vaso o recipiente donde vayas a batirlos. Puedes utilizar una batidora de varillas, una batidora eléctrica de mano, una de vaso o un robot de cocina. Ve poniendo primero los huevos y el azúcar y los bates un poco para mezclarlos.

  4. Ahora añade el queso crema y la nata líquida, crema de leche o crema para batir y bate todo otro poco para que se mezcle bien.

  5. Por último añade la harina y mezcla de nuevo para que todo quede bien integrado. Te quedará una mezcla muy poco espesa, más bien líquida.

  6. Vierte toda la mezcla en el molde que habías forrado y reservado. Pega unos golpecitos para eliminar posibles burbujas.

  7. Introduce en el horno que habías precalentado a 200 ºC durante 40 o 45 minutos como mucho (yo la suelo dejar 40 exactos). Vigila de vez en cuando que no se tueste demasiado. Si acaso cuando haya adquirido un color dorado coloca un papel de aluminio por la superficie para que no se queme por arriba y quede más fea (en mi caso se lo coloco a los 30 minutos de horneado).

  8. Pasados 40 minutos apaga el horno y saca la tarta. Verás que parece que no está hecha ya que al moverla tiembla, pero no te preocupes porque es así como tiene que salir del horno. Esta tarta termina de cuajarse fuera del horno a medida que se va enfriando. De ahí su textura tan cremosa.

  9. Deja reposar a temperatura ambiente hasta que enfríe por completo. Pasadas entre 4 a 6 horas ya la puedes desmoldar y servir o si lo prefieres también la puedes guardar en la nevera.

 

Verás que por la parte central queda mucho más cremosa que por los bordes pero esta tarta es así y te aseguro que es una auténtica delicia ¡Pruébala porque te va a encantar!

Centro de preferencias de privacidad

Cookies Necesarias

Cookies necesarias para el funcionamiento de la página web y el control de cookies y su consentimiento

wordpress_test_cookie,PHPSESSID, gdpr

Advertising

Analytics

Cookies de Terceros

Cookies utilizada por aplicación de terceros que recogen métricas internas de la actividad del usuario, páginas visitadas, estadísticas, utilizadas para mejorar la experiencia del usuario.

tk_lr, tk_or, tk_r3d, tk_rl, tk_ro, tk_tc, tk_ai