Este PASTEL DE ATÚN FRÍO CON PAN DE MOLDE es una receta fácil y rápida, ideal para el verano ya que se prepara con antelación y cuando subes de la playa o la piscina ya lo tienes listo para sacar de la nevera y comerlo ¡Está riquísimo! Además les suele gustar mucho a los niños.

Le puedes añadir los ingredientes que más te gusten. Yo te voy a enseñar cómo lo he preparado yo, y te aseguro que está buenísimo ¡No quedaron ni las migas! 

Así que sin más, te voy a explicar paso a paso cómo se hace esta receta fácil y rápida

¡Vamos a empezar!

INGREDIENTES

  • 10 rebanadas de pan de molde (o 5 de las alargadas)

  • 2 Huevos

  • 10 lonchas de Jamón York o Pavo

  • 10 lonchas de Queso Cheddar (o del tipo que más te guste)

  • Aceitunas verdes sin hueso (cantidad al gusto) 

  • 1 Tomate

  • Pepinillos en vinagre (cantidad al gusto)

  • 3 latas de Atún en aceite (350 gr. aproximadamente)

  • Mayonesa al gusto

PREPARACIÓN

  1. Pon a cocer los dos huevos para que queden duros. El tiempo es 10 minutos a partir de que el agua comience a hervir. Una vez cocidos sumérgelos en agua fría y reserva.

  2. Pica las aceitunas verdes en trocitos pequeños y añádelas a un bol. Pica también los pepinillos en vinagre y añádelos al mismo bol junto con las aceitunas.

  3. Pica el tomate en cuadraditos pequeños y añádelo también al  bol.

  4. Vierte las tres latas de atún previamente desmenuzado y remueve todo un poco para mezclarlo.

  5.  Pela los huevos que ya estarán fríos y añádelos al bol muy picaditos.

  6. Añade unas cucharadas de mayonesa a tu gusto (yo le he añadido tres cucharadas soperas) y remueve todo muy bien para que todos los ingredientes queden bien impregnados de la mayonesa.

  7. Ahora para montar el pastel utiliza un molde preferiblemente alargado tipo plum-cake y coloca una primera capa de rebanadas de pan de molde de forma que cubran la base. Sobre estas rebanadas extiende una capa generosa de la ensaladilla de atún que has preparado antes y cúbrela de nuevo con otra capa de rebanadas de pan de molde.

  8. Coloca encima de las rebanadas una capa de lonchas de jamón york o pavo y sobre estas unas lonchas de queso cheddar (o del tipo que prefieras). Vuelve a cubrir con otra capa de rebanadas de pan de molde.

  9. Repite la misma operación colocando otra capa de ensaladilla, otra de rebanadas y otra de jamón  y queso, hasta que se te acabe la ensaladilla y termina colocando una última capa de rebanadas de pan.

  10. Tapa con papel film transparente y guarda en la nevera con un poco de peso encima (puedes ponerle un brick de leche) durante 4 a 6 horas o también de un día para otro.

  11. Una vez pasado el tiempo de reposo, saca de la nevera y desmolda el pastel sobre el plato o fuente donde lo vayas a servir. Cubre todos los lados del pastel con una fina capa de mayonesa y decora la superficie a tu gusto (yo le he puesto unas aceitunas y unos pepinillos). 

  12. Y ya puedes cortar el pastel en porciones para servir. Te aseguro que os encantará a toda la familia

    ¡Prueba y verás! 

AQUÍ PUEDES VER LA RECETA EN VÍDEO:
Share This