CREMA DE CALABAZA Y MANZANA CON CHAMPIÑONES

CREMA DE CALABAZA Y MANZANA CON CHAMPIÑONES

Cuando probé esta CREMA DE CALABAZA Y MANZANA CON CHAMPIÑONES quedé sorprendida por su delicioso sabor. La CALABAZA ASADA le proporciona un intenso aroma y sabor, que junto con la MANZANA le aporta una especie de dulzor realmente sorprendente a esta crema. Eso precisamente hace que esta CREMA DE CALABAZA guste tanto a personas mayores como a niños y sea un ENTRANTE perfecto para cualquier comida o cena.

Si prefieres ponerla como un entrante con invitados te aseguro que es perfecta y vas a sorprender a todos. Eso sí, tendrá que ser cuando finalice el Estado de Alarma y por fin podamos salir tranquilamente y celebrar con nuestros familiares y amigos.

Yo he utilizado CHAMPIÑÓN PORTOBELLO que se caracteriza por tener un color más oscuro, ya que me gusta más pero puedes utilizar sin problema el champiñón normal (el blanco).

A mí los PLATOS DE CUCHARA me encantan, sobre todo las sopas y cremas, que me parecen muy socorridas y perfectas para las cenas porque las puedes tener preparadas con antelación. Esta crema yo la puse como entrante en una cena en casa con invitados, justo antes del confinamiento, y te aseguro que quedaron encantados. Además la serví en estas mini cazuelitas que ves en las fotos y que llevan su tapa ¡No me dirás que no son una monada! Pues tienen la capacidad justa y no excesiva para servirlas junto con otros entrantes variados. 

Y ahora, vamos a ver cómo se hace esta riquísima CREMA DE CALABAZA Y MANZANA CON CHAMPIÑONES 

¡Comenzamos!

 

👇👇  AQUÍ PUEDES VER LA RECETA EN VÍDEO  👇👇

INGREDIENTES

– 1 kg CHAMPIÑONES TIPO PORTOBELLO ( o normales)

– 1 kg CALABAZA TROCEADA

– 1 PUERRO

– 1 CEBOLLA

– 1 MANZANA

– 1 LITRO CALDO DE VERDURAS

– 300 ml NATA LÍQUIDA o LECHE EVAPORADA

– 30 ml BRANDY o RON

– SAL Y PIMIENTA 

– ROMERO

– NUEZ MOSCADA

– ACEITE DE OLIVA

PARA DECORAR

– PIPAS DE CALABAZA NATURALES

– JAMÓN SERRANO CRUJIENTE (tostado en el microondas)

PREPARACIÓN

  1. En primer lugar precalienta el horno a 200ºC calor arriba y abajo. Mientras, coloca la calabaza troceada sobre una bandeja de horno que previamente habrás forrado con papel vegetal o papel de hornear.  Añade sal y romero al gusto y un chorrito de AOVE (Aceite de Oliva Vírgen Extra)

  2. Lleva a hornear a 200ºC durante unos 30 o 35 minutos aproximadamente. Hacia la mitad del tiempo (transcurridos unos 15 o 20 minutos)  saca la bandeja y dale la vuelta a los trozos de calabaza. Sigue horneando 15 minutos más por el otro lado.

  3. Mientras tanto ve pelando y cortando el puerro en juliana. Haz lo mismo con la cebolla y también pela la manzana, partiéndola en cuartos, retirando el corazón y cortándola en trozos. Por último lava bien los champiñones y córtalos en láminas.

  4. En una cacerola alta vierte un par de cucharadas de aceite de oliva y calienta a fuego medio. Cuando el aceite esté caliente sofríe el puerro junto con la cebolla. Dale unas vueltas y cuando comience a tomar un tono semi-transparente añade los champiñones.

  5. Añade la manzana troceada y mezcla un poco todos los ingredientes dentro de la olla dejando que se cocinen unos minutos más.

  6. (Saca la calabaza del horno, si ya está asada, y reserva).

  7. Añade una pizca de sal, pimienta y nuez moscada. Añade también el vasito de brandy o ron y deja reducir a fuego medio bajo. Sigue cocinando durante unos cinco minutos removiendo de vez en cuando hasta que el champiñón vaya reduciendo poco a poco y también verás que va soltando toda la humedad.

  8. Llegado este punto añade a la olla los trozos de calabaza asada. Distribuye un poco los trozos por la cacerola y cubre con el caldo de verduras de forma que sobrepase dos dedos por encima aproximadamente.

  9. Mezcla un poco con una cuchara y deja cocer a fuego medio-bajo y cuando veas que comienza a burbujear añade la nata líquida o leche evaporada y mezcla un poco. Deja terminar de cocer durante unos 8 o 10 minutos a fuego bajo.

  10. Pasado ese tiempo retira la cacerola del fuego y tritura todo hasta obtener una crema fina. Para ello puedes utilizar una batidora de mano tipo Minipimer o de vaso. Yo estoy utilizando el vaso de la Thermomix. A mí me gusta triturar bastante para dejar una crema de textira muy fina y que resulte más suave y agradable de comer.

  11. Sirve la crema en platos o cuencos. Puedes decorarla con unas semillas de calabaza y crujiente de jamón serrano, que es muy fácil de hacer metiendo las lonchas de jamón unos minutos en el microondas hasta que queden crujientes.

    ¡Tienes que probar esta crema!😋

Si te ha gustado esta receta déjame tu comentario aquí debajo. Estaré encantada de conocer tu opinión o cualquier sugerencia que quieras compartir. Por supuesto, si tienes alguna duda pregúntamela y te responderé con mucho gusto.

¡Besotes! 😘😘😘

No te pierdas estas otras RECETAS SALUDABLES (pincha en cada una de ellas para ver la receta):

CREMA FRÍA DE MELÓN Y PEPINO

SALMÓN EN PAPILLOTE AL HORNO CON PATATAS Y VERDURAS

ENSALADA DE GARBANZOS CON SALSA DE YOGUR

COOKIES DE CHOCOLATE Y AVENA

SOPAS DE AJO o SOPA CASTELLANA

SOPAS DE AJO o SOPA CASTELLANA

Las Sopas de Ajo o Sopa Castellana es una de las recetas más tradicionales de nuestra gastronomía española. Es una receta de aprovechamiento ya que se utiliza el pan del día anterior y resulta perfecta como un primer plato a la hora de la comida aunque en casa la suelo hacer más bien como plato único para cenar y sienta de maravilla ¡Sobre todo en las noches frías de invierno!

Tiene mucho sabor gracias al ajo y al pimentón y como lleva jamón y huevo es muy nutritiva. Vamos, que para mí ¡Es una de las mejores sopas del mundo!

INGREDIENTES

– 1 y 1/2 litro de caldo de carne o pollo. También puede ser Agua.

– 200 gr. de Jamón Serrano cortado en tacos

– 1 barra de pan del día anterior

– 8 o 10 dientes de ajo

– 1 Cdta. de Sal (o al gusto)

– 2 Cdas. de Pimentón dulce de la Vera dulce

– 3 Cdas. de Aceite de Oliva Vírgen Extra

– 4 huevos (1 por persona)

PREPARACIÓN

1.- Pela y corta los ajos en finas láminas. También corta en pan en trocitos medianos. También si quieres puedes hacerlo en rebanadas, aunque yo siempre prefiero en trozos. Reserva.

2.- Cubre el fondo de una cacerola con aceite de oliva y cuando esté caliente añade los ajos laminados. Dale unas vueltas a fuego medio-bajo y justo antes de que comiencen a dorarse añade los tacos de jamón serrano. Sigue removiendo durante un minuto o dos para que el ajo vaya tomando un poco de color y el jamón serrano también se vaya cocinando. Recuerda mantener el fuego a una intensidad media-baja para evitar que el ajo se queme.

3.- Cuando veas que el ajo comienza a adquirir un tono dorado (sin que sea demasiado) añade el pan cortado que habías reservado. Remueve todo para mezclar el pan con el jamón y el ajo y de paso que se impregne con el aceite.

4.- Una vez tengas todo bien mezclado añade el pimentón dulce y retira un momento del fuego para remover el pimentón un poco e integrarlo con el resto de los ingredientes. Es preferible hacerlo así porque el pimentón tiende a quemarse con mucha facilidad y esto podría estropear el sabor de la sopa cambiando su sabor.

5.- Una vez hayas removido el pimentón de forma que esté bien mezclado con los ingredientes vuelve a colocar la cacerola al fuego y añade el caldo o el agua. Si has utilizado caldo pero no tienes suficiente, puedes completarlo con agua hasta cubrir por completo los ingredientes hasta al menos uno o dos dedos por encima.

6.- Añade una pizca de sal al gusto pero ten en cuenta que el jamón y el caldo ya le aportan sal así que ten cuidado que no te vaya a quedar demasiado salado. Es preferible poner poco y luego al final rectificar si es necesario. Deja cocer a fuego medio-bajo hasta que veas que comienza a hervir.

7.- Justo en el momento en que comience a hervir añade los huevos. A mí me gusta añadirlos que cuezan enteros, es decir, escalfados, para luego servir un huevo a cada comensal. Pero si lo prefieres también puedes echarlos y remover para que se mezclen por toda la sopa.

8.- Dejar cocer los huevos entre 7 y 9 minutos dependiendo de lo hechos que te gusten. A mí me gustan bien hechos.

9.- Pasado el tiempo, retirar del fuego y servir la sopa. Si has dejado los huevos enteros, sirve un huevo a cada comensal.

¡Ya verás que rica!

Aquí puedes ver la receta en vídeo: