CREMA DE CALABAZA Y NARANJA

CREMA DE CALABAZA Y NARANJA

 

Desde que probé esta CREMA DE CALABAZA Y NARANJA la he hecho ya unas cuantas veces porque realmente está deliciosa. La primera vez que la probé me sorprendió su sabor porque es poco común, supongo que será debido al toque de la naranja que le aporta un aroma y sabor muy peculiar. Pero la verdad es que nos encantó a todos.

Los dos ingredientes principales de esta receta, la CALABAZA y la NARANJA están ahora en otoño de plena temporada por lo que resulta aún más rica.

La calabaza es un alimento que posee muchas propiedades. Por ejemplo, un 90% de su composición es agua y además tiene muy poquitas calorías siendo además baja en hidratos de carbono, por lo que si estás haciendo alguna dieta te vendrá genial😉

Entre sus beneficios podemos encontrar que es buena para las personas que padecen de hipertensión por su contenido en fibra y potasio que favorece a nuestro corazón. También es muy buena para nuestra vista por su contenido en betacarotenos, que son los que le aportan ese color naranja característico a la calabaza,  y son ricos en vitamina C y vitamina A.

En fin, que al igual que todas las verduras y hortalizas es una fuente saludable de vitaminas, y por eso ¡Qué mejor que  aprovechar ahora que está de temporada! para preparar ricas recetas con calabaza, tanto dulces como saladas. Por ejemplo una CREMA DE CALABAZA CON MANZANA Y CHAMPIÑONES que también queda espectacular🤩.

Aprovecho para decirte que no te pierdas mi próxima receta que también será con calabaza, pero esta vez va a ser dulce 😍

¡Ahora veamos cómo se hace esta CREMA DE CALABAZA Y NARANJA! 

 

👇👇  AQUÍ PUEDES VER LA RECETA EN VÍDEO  👇👇

INGREDIENTES

  •  1 kg. de CALABAZA TROCEADA

  • 1 CALABACÍN (también puedes usar un puerro) 

  • 1 NARANJA

  • 1 Cda. JENGIBRE EN POLVO

  • 1 Cda. CÚRCUMA

  • 1 Cda. COMINO MOLIDO

  • SAL Y PIMIENTA AL GUSTO

  • 50 ml ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA (AOVE)

  • 2 QUESITOS (porciones)

  • 1 litro de agua (o caldo de verduras)

PREPARACIÓN

  1. Lo primero que haremos es pelar y trocear la calabaza (también puedes comprarla ya troceada y envasada al vacío). Reserva los trozos en un bol. 

  2. Pela y corta en trocitos el calabacín. Si en lugar de calabacín le pones puerro, también deberás pelarlo y trocearlo. 

  3. Una vez que tienes las verduras ya troceadas, vierte dos cucharadas de aceite de oliva en una cacerola y cuando esté caliente añade dentro el calabacín troceado (o el puerro en su caso). Añade un poco de sal y pimienta al gusto y sofríe durante un par de minutos aproximadamente.  

  4. Al cabo de dos o tres minutos añade la calabaza troceada, junto con el comino en polvo, el jengibre en polvo y la cúrcuma. Remueve un poco para mezclar todo bien.

  5. A continuación añade el líquido. En mi caso he puesto agua en lugar de caldo porque los ingredientes que lleva esta crema le proporcionan bastante aroma y sabor, pero si tienes caldo de verduras también le puede ir muy bien. La cantidad de líquido dependerá de lo espesa que te guste la crema. Yo le suelo poner que cubra los ingredientes un dedo o dos por encima. Deja cocer a fuego medio durante aproximadamente 20 minutos. Cuando veas que la calabaza ya está cocida y blandita, retira del fuego. 

  6. Con la cacerola ya fuera del fuego, añade la naranja cortada en trocitos. Otra opción es añadir solo el zumo, pero a mí me gusta más añadir la naranja entera. Si prefieres añadir el zumo, quizás sea mejor añadir el zumo de dos naranjas (depende de la cantidad de zumo que contengan las naranjas).

  7. Añade también los dos quesitos y 50 ml de AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra). El hecho de añadir el aceite al final y en crudo hará que al triturar emulsione y el resultado sea una crema más suave y cremosa.

  8. Tritura todo muy bien hasta conseguir la textura deseada. A mí me gusta muy triturado, que quede una crema bien suave. Yo lo he servido estas CAZUELAS CON TAPA que me encantan. Para servir la crema le he puesto por encima unas gotitas de aceite de oliva vírgen extra y una mezcla de semillas que contiene pipas de girasol y calabaza, semillas de amapola, chía… Esto le aporta un toque «crunchy»  muy rico.

  9. ¡Y Listo! Ya tienes lista tu CREMA DE CALABAZA Y NARANJA que verás cómo os va a encantar a toda la familia

    ¡Ya me contarás! 😉

Si te ha gustado esta receta déjame tu comentario aquí debajo. Estaré encantada de conocer tu opinión o cualquier sugerencia que quieras compartir. Por supuesto, si tienes alguna duda pregúntamela y te responderé con mucho gusto.

¡Besotes! 😘😘😘

No te pierdas estas otras recetas que te van a encantar (Pincha en cada una de ellas para ver la receta):

– BIZCOCHO ESPONJOSO DE CHOCOLATE AL AGUA

BIZCOCHO DE NARANJA Y CHOCOLATE

 BIZCOCHO DE MANZANA Y CANELA CON NUECES

– BUNDT CAKE DE LIMÓN ESPONJOSO 

– BIZCOCHO BÁSICO DE YOGUR 1-2-3

AGUACATES RELLENOS

AGUACATES RELLENOS

Pues ya hemos pasado la Navidad y ahora nos queda la Nochevieja y el día de Año Nuevo ¡Casi ná! Así que hoy vengo con estos deliciosos AGUACATES RELLENOS que son un entrante o primer plato ideal para un menú de fiesta o con invitados.

Además de estar riquísimos se preparan en un momento y con ingredientes que solemos tener en casa o si no, son muy fáciles de encontrar en cualquier supermercado o tienda de alimentación.

Mi consejo es que si piensas poner APERITIVOS pongas solo medio aguacate por persona. Pero si lo vas a servir como primer plato y no piensas poner muchos aperitivos (o ninguno), entonces sirve dos por cada comensal.

Aunque yo creo que un menú de celebración  ideal sería unos buenos aperitivos previos, como primer plato los AGUACATES RELLENOS (medio por persona aunque siempre hay quienes repiten), como plato principal una  carne o pescado, para finalizar un buen postre y… ¡Éxito asegurado!  😉 

Ahora vamos a ver cómo se hacen estos AGUACATES RELLENOS.

ELABORACIÓN

  1. Pela y corta 8 langostinos en trocitos muy picaditos. Échalos a un bol y reserva.

  2. Pica el huevo cocido también en trocitos pequeños y agrégalos al bol junto con los langostinos picados.

  3. Abre los aguacates por la mitad, retira el hueso y toda la pulpa ayudándote de una cuchara. Vacíalos completamente reservando la piel, que después rellenaremos. Pica toda la pulpa del aguacate y añádela al mismo bol junto a los langostinos y el huevo picados. Por último añade al bol también el maíz en grano.

  4. Prepara la salsa mezclando la mayonesa con la mostaza, añade la cucharada de coñac o ron (yo le puse ron), la sal y la pimienta y remueve hasta que quede una salsa homogénea. Vierte esta salsa al bol anterior y remueve para mezclar todos los ingredientes hasta que queden bien integrados con la salsa.

  5. Rellena las 4 mitades de piel de aguacate con esta mezcla, ayudándote con una cuchara. Para decorar coloca un langostino pelado encima de cada mitad.

Aquí debajo puedes ver el vídeo con el paso a paso de la preparación de estos riquísimos AGUACATES RELLENOS.

Espero que te gusten y…    ¡FELIZ AÑO NUEVO!

ENSALADA ORIENTAL DE ARROZ CON POLLO

ENSALADA ORIENTAL DE ARROZ CON POLLO

Hoy traigo una ENSALADA ORIENTAL DE ARROZ CON POLLO, frutos secos y fruta. Como aliño le he puesto la Mayonesa con Salsa de Soja de Ybarra que venía en la DEGUSTABOX de septiembre y la verdad es que ha sido un acierto porque esta salsa le va que ni pintada a las ensaladas de pollo y además el toque de salsa de soja que lleva recuerda más a sabores orientales.

Esta ensalada es muy completa y saludable porque lleva arroz que es un cereal, pollo que le aporta proteínas, frutos secos que aportan también proteína y Omega 3, naranja o mandarina que aportan vitaminas, espinacas y zanahoria que también aportan vitaminas y minerales.

Es una ensalada ideal para tomarla como entrante o incluso como plato único. Además como la puedes preparar con antelación es perfecta para llevarte en un tupper al trabajo o de picnic.

No te la pierdas porque está riquísima ¡Comenzamos!

 

INGREDIENTES

  •  150 gr. de Arroz tipo Basmati (puedes utilizar de otro tipo pero este es ideal para las ensaladas)

  • 200 gr. aprox. de Pechuga de pollo a la plancha troceada.

    Las siguientes cantidades son al gusto: 

  • Un puñado de Espinacas frescas

  • Un puñado de Anacardos

  • Un puñado de Brotes de Soja

  • Un puñado de uvas pasas

  • Zanahoria rallada

  • Naranja o Mandarina en gajos

  • Mayonesa con Salsa de Soja (Yo he utilizado la de Ybarra)

PREPARACIÓN

 

  1. Lo primero que tienes que hacer es hervir el arroz. El arroz basmati necesita 3 partes de agua por cada una de arroz y debe hervir durante unos 12 a 15 minutos. Una vez hervido ponlo en un colador y refréscalo bajo el grifo del agua fría. Deja escurrir unos minutos.

  2. Ahora comenzamos a montar la ensalada: En una fuente donde la vayas a servir coloca una cama o base de espinacas frescas. Sobre ella vierte el arroz que ya estará templado o frío y bien escurrido. Repártelo bien por toda la superficie.

  3. Ahora ve añadiendo el resto de ingredientes: Los anacardos, el pollo, los brotes de soja, las uvas pasas y la zanahoria rallada. Por último coloca por encima los gajos de naranja o mandarina. Remueve todo para mezclar bien todos los ingredientes.

  4. Vierte por encima la salsa de mayonesa con soja y ya está listo para servir.

Como te decía al principio puedes preparar esta ensalada con antelación y guardarla en la nevera que está riquísima de un día para otro, o consumirla en el mismo día como entrante o plato único.

¡Anímate a prepararla porque está bien rica! 

AQUÍ PUEDES VER LA RECETA EN VÍDEO:
ENSALADILLA RUSA CASERA. Receta fácil

ENSALADILLA RUSA CASERA. Receta fácil

La ENSALADILLA RUSA casera es una de las recetas tradicionales que más suelen gustar. Esta ENSALADILLA es un clásico entre las tapas y aperitivos de cualquier bar que se precie y es que ¡Está tan rica! Preparar una buena ENSALADILLA RUSA CASERA es muy fácil y como en casi todo, hay muchas versiones. A mí me gusta la clásica que es como la prepara mi madre y por supuesto no le puede faltar el toque extra que ella le pone para aliñarla, que le aporta un gusto extraordinario.

Como se toma fresquita es un plato ideal para los meses de calor, aunque por otro lado hay que tener mucho cuidado con la mayonesa si es casera, ya que aguantará menos tiempo. En verano es mejor optar por una lactonesa o mayonesa de bote que también las hay buenísimas.

¿Quieres ver lo fácil que es prepararla? ¡Pues aquí tienes la receta!

INGREDIENTES

  • 5 o 6 patatas grandes

  • 3 Zanahorias

  • 2 Tomates

  • 4 huevos

  • 250 gr.  de Atún en aceite o escabeche

  • 100 gr. de Aceitunas sin hueso

  • 150 gr. de Pepinillos en vinagre

  • 1 lata de guisantes (también pueden ser guisantes congelados que habrá que hervir previamente)

  • 3 o 4 Cucharadas soperas de mayonesa

  • Sal, vinagre y aceite (opcional)

PREPARACIÓN

  1. Lo primero que hay que hacer es poner a hervir las patatas y las zanahorias. Si utilizas los guisantes congelados también ponlos a hervir en este momento (yo voy a utilizar una lata de guisantes que no necesita cocción).  Yo en lugar de hervir prefiero cocer todo al vapor así que primero pelo y corto en trocitos pequeños las patatas y las zanahorias y las pongo en el recipiente al vapor durante unos 25 minutos (utilizo el recipiente Varoma de la Thermomix). Si las hierves en agua trocéalas después.

  2. Mientras que se cuecen las patatas y las zanahorias ve troceando en cuadraditos pequeños los pepinillos y las aceitunas. Resérvalos.

  3. Pon a hervir los huevos. Para que estén cocidos necesitarán estar 10 minutos a partir de que el agua comience a hervir. Después los apartas del fuego y los pones inmediatamente bajo el chorro de agua fría para cortar la cocción. 

  4. Una vez cocidas las patatas y las zanahorias (junto con los guisantes en su caso) hay que dejar que templen o enfríen y después los ponemos en una fuente para mezclarlos con el resto de ingredientes: Añade las aceitunas y los pepinillos que habías troceado, el atún en aceite previamente escurrido y los guisantes si son de lata.

  5. De los huevos duros separa las claras de las yemas. Trocea las claras y añádelas junto con los ingredientes anteriores. Reserva las yemas para la decoración final.

  6. Una vez tengas mezclados todos los ingredientes en el bol o fuente y antes de ponerles la mayonesa, añade una pizca de sal, una o dos cucharaditas de vinagre y un chorrito de aceite y remueve. Este aliño es opcional pero es el toque de mi madre que le da un saborcito muy rico a esta ensaladilla. Si prefieres puedes no ponerlo pero te aseguro que queda riquísima.

  7. Después añade 3 o 4 cucharadas de mayonesa y remueve de nuevo para que quede todo bien mezclado.

  8. Para la presentación final vierte la ensaladilla en la fuente donde la vayas a presentar. Dale un poco de forma con una espátula o cuchara (se moldea muy bien porque los ingredientes están muy troceados e impregnados de la mayonesa).

  9. Raya o desmenuza con las manos las yemas de huevo que habías reservado y espárcelas sobre toda la superficie de la ensaladilla. Corta los tomates en rodajas y colócalas por todo alrededor. Para terminar de decorar puedes ponerle por encima unas ramas de perejil, albahaca, o lo que tengas. Si no también queda perfecta con unas tiras de pimiento morrón por encima.

Y ya tienes tu ensaladilla rusa lista para presentar y comer. Es la típica receta con la que vas a triunfar porque suele gustar a todo el mundo. Además queda muy vistosa para sacarla como primer plato o aperitivo acompañada con unos bastoncitos de pan o mini colines, o también con unas  rebanadas de pan.

Y ni te cuento como está si te la pones entre dos rebanadas de pan de molde ¡El sandwich de ensaladilla también es todo un clásico!

De una forma u otra está riquísima ¡Anímate a prepararla!

AQUÍ PUEDES VER LA RECETA EN VÍDEO:

SOPAS DE AJO o SOPA CASTELLANA

SOPAS DE AJO o SOPA CASTELLANA

Las Sopas de Ajo o Sopa Castellana es una de las recetas más tradicionales de nuestra gastronomía española. Es una receta de aprovechamiento ya que se utiliza el pan del día anterior y resulta perfecta como un primer plato a la hora de la comida aunque en casa la suelo hacer más bien como plato único para cenar y sienta de maravilla ¡Sobre todo en las noches frías de invierno!

Tiene mucho sabor gracias al ajo y al pimentón y como lleva jamón y huevo es muy nutritiva. Vamos, que para mí ¡Es una de las mejores sopas del mundo!

INGREDIENTES

– 1 y 1/2 litro de caldo de carne o pollo. También puede ser Agua.

– 200 gr. de Jamón Serrano cortado en tacos

– 1 barra de pan del día anterior

– 8 o 10 dientes de ajo

– 1 Cdta. de Sal (o al gusto)

– 2 Cdas. de Pimentón dulce de la Vera dulce

– 3 Cdas. de Aceite de Oliva Vírgen Extra

– 4 huevos (1 por persona)

PREPARACIÓN

1.- Pela y corta los ajos en finas láminas. También corta en pan en trocitos medianos. También si quieres puedes hacerlo en rebanadas, aunque yo siempre prefiero en trozos. Reserva.

2.- Cubre el fondo de una cacerola con aceite de oliva y cuando esté caliente añade los ajos laminados. Dale unas vueltas a fuego medio-bajo y justo antes de que comiencen a dorarse añade los tacos de jamón serrano. Sigue removiendo durante un minuto o dos para que el ajo vaya tomando un poco de color y el jamón serrano también se vaya cocinando. Recuerda mantener el fuego a una intensidad media-baja para evitar que el ajo se queme.

3.- Cuando veas que el ajo comienza a adquirir un tono dorado (sin que sea demasiado) añade el pan cortado que habías reservado. Remueve todo para mezclar el pan con el jamón y el ajo y de paso que se impregne con el aceite.

4.- Una vez tengas todo bien mezclado añade el pimentón dulce y retira un momento del fuego para remover el pimentón un poco e integrarlo con el resto de los ingredientes. Es preferible hacerlo así porque el pimentón tiende a quemarse con mucha facilidad y esto podría estropear el sabor de la sopa cambiando su sabor.

5.- Una vez hayas removido el pimentón de forma que esté bien mezclado con los ingredientes vuelve a colocar la cacerola al fuego y añade el caldo o el agua. Si has utilizado caldo pero no tienes suficiente, puedes completarlo con agua hasta cubrir por completo los ingredientes hasta al menos uno o dos dedos por encima.

6.- Añade una pizca de sal al gusto pero ten en cuenta que el jamón y el caldo ya le aportan sal así que ten cuidado que no te vaya a quedar demasiado salado. Es preferible poner poco y luego al final rectificar si es necesario. Deja cocer a fuego medio-bajo hasta que veas que comienza a hervir.

7.- Justo en el momento en que comience a hervir añade los huevos. A mí me gusta añadirlos que cuezan enteros, es decir, escalfados, para luego servir un huevo a cada comensal. Pero si lo prefieres también puedes echarlos y remover para que se mezclen por toda la sopa.

8.- Dejar cocer los huevos entre 7 y 9 minutos dependiendo de lo hechos que te gusten. A mí me gustan bien hechos.

9.- Pasado el tiempo, retirar del fuego y servir la sopa. Si has dejado los huevos enteros, sirve un huevo a cada comensal.

¡Ya verás que rica!

Aquí puedes ver la receta en vídeo: