PASTEL SALADO DE PAN DE MOLDE AL HORNO

PASTEL SALADO DE PAN DE MOLDE AL HORNO

Este PASTEL DE PAN DE MOLDE AL HORNO con bacon y dátiles es una receta fácil de preparar y el resultado es estupendo.  Es como comerte un súper sandwich pero mucho más tierno y jugoso. Yo he utilizado el pan de molde Ecológico de Dulcesol que me venía en la Degustabox de mayo.

Para el relleno utilizarás ingredientes muy sencillos que seguro siempre tienes por casa como jamón York, bacon o queso, aunque yo he añadido un ingrediente extra que son los dátiles, que para mi gusto le dan un toque muy especial. Pero si no te gusta la mezcla de dulce y salado le puedes poner y quitar lo que te apetezca. Es ideal para una comida o cena informal y si tienes niños ¡Se van a chupar los dedos!

¿Quieres ver lo fácil que es? ¡Pues aquí tienes la receta!

INGREDIENTES

  • 10 Rebanadas de Pan de Molde (Yo he utilizado el Pan Ecológico de Dulcesol que venía el la caja Degustabox de mayo)

  • 8 Lonchas de jamón York o Pavo (yo he utilizado pavo)

  • 8 lonchas de queso tipo Cheddar, Edam, o a tu gusto (yo he utilizado Edam)

  • 125 gr. de Bacon en tacos o en lonchas (yo lo he utilizado en tacos)

  • Un puñado de dátiles 

  • 2 o 3 huevos

  • 200 ml de nata líquida (También puedes utilizar leche evaporada o incluso leche entera)

  • Sal y pimienta al gusto

  • Queso rallado para gratinar

PREPARACIÓN

  1. Primero dora en bacon en una sartén. Yo no le pongo aceite porque el bacon ya suelta grasa suficiente al contacto con el calor. Cuando comience a dorarse añade los dátiles cortados a trocitos y remueve un poco hasta que el bacon esté dorado. Retira del fuego y reserva.

  2. En un bol bate los huevos junto con la nata líquida o leche evaporada. Añade sal y pimienta al gusto. 

  3. Engrasa con un poco de aceite de oliva la base y las paredes del molde que vayas a utilizar para montar tu pastel. Puedes utilizar un molde alargado de tipo Plum Cake o uno cuadrado, el que dispongas. 

  4. Una vez engrasado comienza a empapar una a una las rebanadas de pan de molde en la mezcla de nata y huevos y ve colocándolas cubriendo toda la base. Si quedan huecos puedes rellenarlos utilizando trocitos de otra rebanada.

  5. Una vez cubierta toda la base con la primera capa de pan coloca otra capa de lonchas de jamón york y pavo, a continuación encima de esta coloca otra capa de lonchas de queso y encima coloca la mitad del bacon con dátiles que habías dorado al principio, extendiéndolo bien. 

  6. Ahora pon otra vez una capa de cada cosa: Pan empapado, lonchas de Jamón York (o pavo), lonchas de queso y la otra mitad del bacon con dátiles que te quedaba, y para terminar coloca una última capa de pan empapado en la mezcla de huevos y nata. Si te sobra un poco de esta mezcla viértela por encima. Cubre toda la superficie con queso rallado para gratinar. 

  7. Llévalo a horno y gratina durante unos 10 minutos como mucho, o hasta que veas que el queso está doradito. 

  8. Saca del horno, parte en porciones y sirve. Puedes acompañarlo de una ensalada o unas verduras a la plancha.

Como verás es una receta fácil y rápida de preparar. Por dentro queda muy jugoso y tierno debido a la mezcla con que empapamos el pan y también al queso que queda fundido en el horno. El contraste de sabor dulce que le aportan los dátiles a mí me encanta pero si no te gusta puedes suprimirlos y ponerle los ingredientes a tu gusto. De cualquier manera es una delicia y un plato ideal para una comida o cena informal.

¡Anímate a prepararlo!

AQUÍ PUEDES VER LA RECETA EN VÍDEO:
PASTEL DE BIZCOCHO DE CHOCOLATE Y MERENGUE

PASTEL DE BIZCOCHO DE CHOCOLATE Y MERENGUE

Este PASTEL DE BIZCOCHO DE CHOCOLATE Y MERENGUE está preparado con una base de bizcocho genovés de chocolate empapado en almíbar y cubierto con una capa de merengue ¡Es una delicia! Con este postre fácil sorprenderás a tus invitados y familiares. Yo lo puse de postre en el menú para el día de la madre y quedaron encantados. La receta original es de mi amiga Cristina y la puedes ver en su canal de Youtube 2Bocados Recetas fáciles y también en su blog. Yo he variado un poco su receta y de las dos maneras queda delicioso.

¿Quieres ver lo fácil que es? ¡Pues aquí tienes la receta!

INGREDIENTES

  • PARA EL BIZCOCHO GENOVÉS DE CHOCOLATE

  • 4 HUEVOS

  • 125 gr. Azúcar

  • 125 gr. Harina de trigo

  • 30 gr.  Cacao puro desgrasado (tipo valor)

  • 1/4 Cdta. Sal

    PARA EL ALMÍBAR 

  • 130 ml. Agua

  • 130 gr. Azúcar

  • 1 Cda. Aroma de Vainilla

  • 1 Cda. Agua de Azahar (opcional pero le da un gusto espectacular)

    PARA EL MERENGUE

  • 5 o 6 claras de huevo

  • 150 gr. Azúcar glass

PREPARACIÓN

  1. Primero prepara el bizcocho genovés de chocolate. Para ello separa las claras de las yemas. Reserva las claras y bate las yemas junto con el azúcar durante unos 5 minutos hasta que blanqueen y dupliquen su volumen.

  2. Bate las claras a punto de nieve añadiéndoles el 1/4 de cucharadita de sal cuando empiecen a montar y luego sigue hasta que estén bien firmes.

  3. Mezcla las claras con las yemas mediante movimientos envolventes para que no bajen ni pierdan el aire. Ve poniendo poco a poco las claras en tandas y ve mezclando hasta incluirlas por completo.

  4. Añade a esta mezcla la harina y el cacao en polvo previamente tamizados y mezcla despacio y manualmente con movimientos envolventes hasta conseguir una masa homogénea.

  5. Vierte la masa sobre un molde rectangular preferiblemente con paredes pero también puedes hacerlo directamente sobre la bandeja del horno forrada con papel de hornear o vegetal. Extiéndela bien por toda la superficie y hornea a temperatura de 180ºC (horno precalentado), entre 10 o 15 minutos como mucho con calor arriba y abajo.

  6. Mientras el bizcocho se hornea prepara un almíbar poniendo en un cazo al fuego el agua junto con el azúcar, añades la cucharada de aroma de vainilla y el agua de azahar y dejas que hierva durante unos 5 minutos o hasta que veas que reduce el líquido. Luego cuando se enfría espesa más. Reserva.

  7. Pasado el tiempo de horneado saca el bizcocho del horno y hazle unos agujeros por toda la superficie. Vierte por encima el almíbar y deja que penetre por los agujeritos para que el bizcocho se empape bien. Si es preciso extiéndelo bien con un pincel de cocina.

  8. Prepara el merengue batiendo las claras a punto de nieve junto con el azúcar glass que irás añadiendo poco a poco a medida que van montando. Bate hasta que formen picos muy firmes.

  9. Cubre toda la superficie del bizcocho con el merengue formando una capa de aproximadamente 2 o 3 dedos de grosor. Extiende bien con una espátula o lengua pastelera y hornea a 180ºC  con calor solo arriba durante 5 o 10 minutos como mucho. Lo justo para que las claras adquieran un tono dorado. 

  10. Saca del horno y decora por encima con el resto del merengue (si te ha sobrado). Yo lo metí en una manga pastelera y les puse pegotitos por toda la superficie. Luego los quemé con un soplete de cocina. 

Y ya tienes preparado este riquísimo pastel con el que sorprenderás a todos por su sabor y sus texturas. La capa de bizcocho almibarado que queda tierno y jugoso junto con la esponjosidad del merengue hacen que sea una auténtica delicia.  

¡Anímate a prepararlo!

AQUÍ PUEDES VER LA RECETA EN VÍDEO:

TARTA DE QUESO DE «LA VIÑA» (San Sebastián)

TARTA DE QUESO DE «LA VIÑA» (San Sebastián)

El restaurante «La Viña» se encuentra en la preciosa ciudad de San Sebastián y desde hace unos años su famosa TARTA DE QUESO se ha hecho muy popular por su textura y su cremosidad, pero sobre todo por lo fácil que es de preparar. Este famoso CHEESECAKE se hace al horno con tan solo 5 ingredientes y te aseguro que hasta el momento es la mejor tarta de queso que he probado. ¡Pruébala porque te va a encantar!

INGREDIENTES

PARA UN MOLDE DE 20 cm DE DIÁMETRO

  • 4 Huevos tamaño «L»

  • 200 gr. de Azúcar

  • 600 gr. de Queso Crema tipo Philadelphia

  • 350 ml (o 330 gr.) de Nata líquida o crema para batir con un mínimo del 35% de M.G. (La que se utiliza para cocinar)

  • 30 gr. de harina de trigo común (2 cucharadas soperas)

AQUÍ PUEDES VER LA RECETA EN VÍDEO:

PREPARACIÓN

  1. Forra el molde con papel para hornear o papel vegetal. Un truco para que se adapte mejor al molde es humedecerlo un poco con agua. Una vez forrado reserva.

  2. Pon el horno a precalentar a una temperatura de 200 ºC con calor arriba y abajo.

  3. Ahora vas a ir poniendo todos los ingredientes en el vaso o recipiente donde vayas a batirlos. Puedes utilizar una batidora de varillas, una batidora eléctrica de mano, una de vaso o un robot de cocina. Ve poniendo primero los huevos y el azúcar y los bates un poco para mezclarlos.

  4. Ahora añade el queso crema y la nata líquida, crema de leche o crema para batir y bate todo otro poco para que se mezcle bien.

  5. Por último añade la harina y mezcla de nuevo para que todo quede bien integrado. Te quedará una mezcla muy poco espesa, más bien líquida.

  6. Vierte toda la mezcla en el molde que habías forrado y reservado. Pega unos golpecitos para eliminar posibles burbujas.

  7. Introduce en el horno que habías precalentado a 200 ºC durante 40 o 45 minutos como mucho (yo la suelo dejar 40 exactos). Vigila de vez en cuando que no se tueste demasiado. Si acaso cuando haya adquirido un color dorado coloca un papel de aluminio por la superficie para que no se queme por arriba y quede más fea (en mi caso se lo coloco a los 30 minutos de horneado).

  8. Pasados 40 minutos apaga el horno y saca la tarta. Verás que parece que no está hecha ya que al moverla tiembla, pero no te preocupes porque es así como tiene que salir del horno. Esta tarta termina de cuajarse fuera del horno a medida que se va enfriando. De ahí su textura tan cremosa.

  9. Deja reposar a temperatura ambiente hasta que enfríe por completo. Pasadas entre 4 a 6 horas ya la puedes desmoldar y servir o si lo prefieres también la puedes guardar en la nevera.

 

Verás que por la parte central queda mucho más cremosa que por los bordes pero esta tarta es así y te aseguro que es una auténtica delicia ¡Pruébala porque te va a encantar!