El SOLOMILLO DE CERDO EN SALSA DE ALMENDRAS es una receta fácil y rápida que además puedes preparar con antelación y si tienes invitados vas a quedar genial. La salsa de almendras le da un sabor espectacular a esta receta de carne.  Es una salsa muy rica y te aseguro que te va a encantar y al solomillo le va de maravilla. 

Si quieres ver cómo se hace toma nota de los ingredientes y ¡Vamos con la receta! 

 

INGREDIENTES

  •  1 o 2 Solomillos de cerdo

  • 5 o 6 dientes de ajo

  • 2 Rebanadas de pan cortadas en trozos

  • 100 gr. Almendras crudas

  • 200 ml. Caldo de carne

  • 100 ml. Brandy

  • 100 ml. Leche evaporada (también puede ser nata líquida o crema para batir)

  • Harina para rebozar (puede ser de trigo o harina sin gluten)

  • Sal y pimienta al gusto

  • Aceite de Oliva

  • 250 ml agua (o la cantidad necesaria para aligerar la salsa)

PREPARACIÓN

 

  1. Vierte dos cucharadas de aceite de oliva en una sartén y pon el fuego alto. Enharina los trozos de solomillo y ponlos en la sartén para que se doren por el exterior. Simplemente se trata de sellarlos un poco ya que después se terminarán de cocinar con la salsa, así que con medio minuto por cada lado será suficiente. Sácalos a un plato o fuente y reserva.

  2. Y ahora vamos con la salsa: En la misma sartén donde has sellado los solomillos añade una pizca más de aceite y pon a dorar los ajos bajando a un fuego medio. Enseguida añade las dos rebanadas de pan cortadas a trocitos y remueve para que se vayan dorando junto con los ajos.

  3. Cuando veas que el pan ya comienza a adquirir un color dorado añade las almendras y ve removiendo durante unos minutos hasta que veas que éstas también comienzan a tostarse un poco.

  4. Añade el brandy y remueve hasta que veas que ha evaporado. Esto tarda muy poco así que enseguida añade el caldo de carne junto con un vasito de agua (como 150 ml) para que luego al triturar no quede demasiado espesa la salsa. Yo le suelo echar un poco de agua ahora y después de triturar si veo que queda muy espesa le añado más.

  5. Pasados tres o cuatro minutos que esté en la sartén a fuego medio-bajo, retíralo de la sartén y tritura de forma que quede una salsa fina. Una vez triturada vuelve a verter la salsa en la misma sartén o cacerola de antes y si ves que te sigue quedando espesa (como es mi caso) añade otro vaso de agua. Yo he aprovechado para echar el agua en el vaso de la batidora, y asi aprovecho los restos que quedaban de triturar la salsa.

  6. Calienta la salsa a fuego bajo y ya verás que queda más ligera y suave. Añade la leche evaporada y remueve.

  7. Incorpora a la salsa los trozos de solomillo que habías reservado al principio y deja cocinar a fuego bajo durante unos 15 minutos aproximadamente con una tapadera, destapando de vez en cuando y removiendo un poco mientras que hace chup-chup.

  8. Pasado ese tiempo ya puedes retirar del fuego y servir. Yo le he espolvoreado por encima unas escamas de pimentón dulce que le daban un gusto muy rico. Lo puedes acompañar con una ensalada o unas verduras a la plancha.

Como verás es una receta muy fácil de preparar y te aseguro que el sabor de la salsa es espectacular. Yo lo puse el otro día en una comida familiar y les encantó a todos. 

¡Pruébalo porque te va a encantar! 

AQUÍ PUEDES VER LA RECETA EN VÍDEO:
Share This