Me encanta la PIÑA y su sabor tan refrescante, así que hoy he preparado un PASTEL DE PIÑA SIN HORNO CON MAIZENA o también se le puede llamar FLAN DE PIÑA, que está de muerte.

Si te gusta tanto la piña como a mí, este POSTRE FÁCIL SIN HORNO te va a encantar porque además tiene una textura súper cremosa y suave y un sabor intenso a piña, ya que lleva la pulpa y el jugo de esta fruta. Es un POSTRE FÁCIL de preparar y además no necesita horno, ya que para que cuaje vamos a utilizar harina o almidón de maíz, o sea, la MAIZENA de toda la vida.

Este FLAN DE PIÑA cuaja en la nevera y no en el horno, así que es muy cómodo y luego fresquito está riquísimo.

No te pierdas esta receta que te va a encantar y verás cómo la vas a preparar en muchas ocasiones. Además queda muy refrescante y sienta bien tanto como postre de verano como de invierno.

Vamos a ver cómo se hace ¡Comenzamos! 🤩

 

👇👇  AQUÍ PUEDES VER LA RECETA EN VÍDEO  👇👇

INGREDIENTES

PARA EL CARAMELO

– 150 GR. AZÚCAR

– 40 ML. AGUA

(También puedes utilizar caramelo líquido comprado o casero ya preparado con antelación. Puedes ver mi RECETA DE CARAMELO LÍQUIDO CASERO PARA GUARDAR QUE NO SE ENDURECE)

PARA EL PASTEL

– 1 lata grande PIÑA NATURAL (la mía pesaba 490 gr.)

– 2 HUEVOS “L” o 3 HUEVOS “M”

– 300 ml de LECHE

– 200 ml de NATA LÍQUIDA (CREMA PARA BATIR)

– 150 ml del JUGO DE LA PIÑA

– 200 gr de ALMIDÓN DE MAÍZ (tipo Maizena o Maicena)

 – 100 gr de AZÚCAR

PREPARACIÓN

  1. Lo primero es preparar el caramelo líquido. Este paso te lo puedes saltar si utilizas caramelo comprado o ya preparado con antelación. En el canal tengo la receta de cómo prepararlo de forma casera para poder guardarlo sin que endurezca. Para verlo PINCHA AQUÍ.

    Para hacerlo en el momento, en una cacerola o sartén antiadherente vierte el azúcar junto con el agua.  Al poco tiempo verás que comienza a burbujear levemente y después con más intensidad. Es importante no introducir una cuchara o utensilio alguno para remover. Para ello solo debes agitar la sartén de vez en cuando. Poco a poco verás que el caramelo va adquiriendo un tono marrón clarito, como tostado. Hay que estar muy pendientes para que no oscurezca demasiado porque enseguida se nos podría quemar.  Así que cuando ya veas que tiene este color dorado, lo retiras del fuego.

  2. Ahora hay que caramelizar la base y las paredes del molde. Si estás utilizando el caramelo recién hecho lo mejor es protegerse con unos guantes de cocina para manipularlo ya que el caramelo puede causar graves quemaduras. Vierte el caramelo en el molde. Reparte bien por toda la base y mitad de las paredes, y reserva. Seguidamente tritura la piña. Reserva dos o tres rodajas para la decoración y tritura el resto hasta obtener una textura tipo puré. Resérvalo también para añadirlo después.

  3. Y vamos con la mezcla para el pastel o flan: En un bol vierte la leche fría y agrega la harina de maíz para disolverla.  Remueve con unas varillas hasta que esté totalmente disuelta y sin grumos. Es importante que la leche esté fría ya que sino la harina de maíz no se disuelve bien. Una vez que la harina se haya disuelto añade los dos huevos y bate de nuevo. Añade el azúcar y sigue batiendo y por último añade el jugo de la piña. Remueve un poco más hasta que todos los ingredientes queden bien integrados. Y ya está lista la mezcla para llevar al fuego.

  4. Pero antes, toma de nuevo el molde que habías caramelizado al principio y cuyo caramelo ya estará templado, y coloca sobre el caramelo las rodajas de piña que habías reservado para la decoración. Yo he colocado 2 en el centro y otra rodaja en trocitos distribuidos por las esquinas. Tú las puedes colocar como prefieras.

  5. Y ahora que ya tienes preparado el molde, vierte la mezcla anterior en un cazo y calienta a temperatura media a la vez que vas removiendo constantemente. Añade la nata o crema para batir, y el puré de piña y sigue removiendo. Mantén al fuego medio-bajo a la vez que vas removiendo para que no se pegue. Lo mejor es utilizar unas varillas manuales ya que éstas disolverán mejor los posibles grumitos que se puedan formar. Poco a poco la mezcla irá espesando.  Al cabo de unos minutos verás que ya ha alcanzado un mayor espesor y su textura es mucho más densa. Si quieres puedes pasarle una espátula o lengua para despegarla bien de las paredes y ya la puedes retirar del fuego.

  6. Vierte la mezcla en el molde sobre el caramelo y las rodajas de piña, de forma que éstas queden por debajo. Con ayuda de una espátula alisa la superficie repartiendo uniformemente la mezcla y rellenando bien las esquinas.

  7. Tapa con papel film transparente a piel, es decir, de forma que éste haga contacto con la superficie. De esta forma evitarás que se forme una costra. Por último, guárdalo en la nevera para dejarlo enfriar durante un mínimo de 6 horas o mejor si es de un día para otro.

  8. Yo lo tuve hasta el día siguiente. Ahora ya solo queda desmoldarlo. Para facilitar que se despegue mejor del molde pásale un cuchillo por los bordes. Coloca encima el plato o fuente donde lo vayas a servir y voltea.  Si ves que aún no cae, dale unos toques con la mano hasta que caiga sobre el plato.  ¡Y listo! Ya puedes servir este riquísimo PASTEL DE PIÑA o FLAN DE PIÑA SIN HORNO.

ADVERTENCIA

Al llevar incorporada la piña triturada junto con su propio jugo, hace que este flan tenga una textura menos firme que uno convencional, de forma que cuando lo desmoldamos, al momento puede perder un poco de consistencia y parece que se comienza a “desparramar” por los bordes. Esto es normal y generalmente no suele venirse abajo del todo. Sobre todo porque está tan rico que no le da tiempo ya que antes siempre nos lo comemos 😋 😉

Si te ha gustado esta receta déjame tu comentario aquí debajo. Estaré encantada de conocer tu opinión o cualquier sugerencia que quieras compartir. Por supuesto, si tienes alguna duda pregúntamela y te responderé con mucho gusto.

¡Besotes! 😘😘😘

¡NO TE PIERDAS ESTAS OTRAS RECETAS!

👇👇Pincha en las fotos para ver la receta👇👇

CARAMELO LÍQUIDO CASERO QUE NO ENDURECE

PREPARADO CASERO PARA TORTITAS O PANCAKES

BIZCOFLAN DE CAFÉ Y LECHE CONDENSADA

PASTEL DE YOGUR

Share This