PANIFICADORA DE CECOTEC, BREAD&CO 1000 DELICIOUS

PANIFICADORA DE CECOTEC, BREAD&CO 1000 DELICIOUS

Hoy te traigo una reseña de la PANIFICADORA DE CECOTEC, Bread&Co 1000 Delicious junto con la RECETA DE PAN BÁSICO.  

Hace un par de semanas Cecotec me envió su panificadora para que yo la pruebe y te cuente sus características y después de haberla estado probando durante varios días, te voy a mostrar cómo funciona y voy a darte mi sincera opinión sobre esta panificadora en concreto, así como las ventajas e inconvenientes de hacer pan en panificadora. Antes de nada me gustaría decirte que nunca antes había utilizado una panificadora, es más, incluso era un poco reacia a este tipo de aparatos porque me daba la sensación que los panes eran como un «mazacote» y no me parecen nada atractivos a la vista, pero te adelanto que la PANIFICADORA me ha sorprendido bastante, y para bien. 

¿Qué accesorios vienen incluidos con la PANIFICADORA?

La caja nos incluye el manual de instrucciones, que es recomendable leer antes de usarla por primera vez, ya que aquí nos especifica todas las partes del aparato y el funcionamiento de todos los menús que podemos utilizar, además de las recomendaciones antes de su primer uso, y las tablas con todas las cantidades de ingredientes para cada receta.

Por otro lado, trae un pequeño recetario con distintos tipos de pan, y también otro tipo de recetas que podemos hacer con la panificadora, como BIZCOCHOS, MERMELADA, POSTRES ¡Y hasta pisto manchego!.  En cada receta nos vienen especificados las cantidades de ingredientes para cada uno de los tres tamaños de pan que podemos hacer según su peso: de 500gr, de 750gr y de 1Kg.

A parte, trae un vaso medidor de plástico, con las medidas en mililitros para líquidos y su equivalencia en tazas. Una cuchara medidora con dos tamaños, el de cucharada y el de cucharadita. Nos trae la pala mezcladora, que va dentro de la cubeta. Además trae un gancho que sirve tanto para retirar la cubeta cuando termina el pan, ya que quema bastante (aunque yo para eso no lo uso ya que utilizo guantes), como para sacar la pala de dentro del pan, que es algo que suele ocurrir.

En cuanto a la cubeta, es de tipo vertical y su capacidad máxima es de 1 Kg. Es extraíble para facilitar su limpieza que por cierto, es apta para el lavavajillas (aunque yo estas cosas siempre recomiendo fregarlas a mano para alargar la vida útil) Lleva un asa para facilitar tanto el  aclopamiento como la extracción y su interior es antiadherente.  En la parte de debajo lleva una rueda que podremos girar si es necesario, para facilitar que el pan salga sin problema.

 

 ¿Qué funciones tiene la PANIFICADORA DE CECOTEC?

La BREAD&CO 1000 DELICIOUS cuenta con hasta 19 menús diferentes entre los que podemos encontrar distintos tipos de pan como un pan básico, PAN RÁPIDO o un pan francés, y por supuesto pan de molde. Podemos seleccionar también menú de postres, de mermelada, amasar y hasta descongelar, entre otros.

Además dentro de cada menú podemos elegir tanto el tamaño del pan según su peso (500 gr, 750gr y 1000gr), como también la intensidad del tostado del pan, desde poco tostado, tostado intermedio o muy tostado.

Otra función que a mí me encanta es la de programar, ya que nos permite poder tener el pan listo y recién horneado a la hora que nosotros queramos. Imagina levantarte por la mañana y disfrutar de tu pan recién hecho, pues con esta función podrás hacerlo sin problema 😜 (en el vídeo de arriba puedes ver en detalle CÓMO PROGRAMAR LA PANIFICADORA DE CECOTEC.

 

¿Cuáles son los pros y contras de esta PANIFICADORA?

VENTAJAS:

  • Su PEQUEÑO TAMAÑO. Para que te hagas una idea, en comparación con un microondas o mi amasadora KitchenAid  ocupa menos espacio que cualquiera de ellos.

  • Su PESO también es LIGERO (ver vídeo)

  • La VENTANA SUPERIOR, por donde puedes ver el proceso sin necesidad de levantar la tapa (aunque también he de decirte que yo me he asomado pero tampoco es que se vea demasiado bien)

  • La VARIEDAD DE PROGRAMAS que tiene para diferentes recetas (hasta 19 MENÚS)

  • PROGRAMADOR para tener el pan listo a la hora que quieras.

  • Su PRECIO, ya que se trata de una de las panificadoras más económicas del mercado (ver en el enlace de debajo)

INCONVENIENTES:

  • El inconveniente que yo le veo, por poner alguno, es que todos los panes salen con la misma forma, pero eso ocurre con todas las panificadoras, no solo con esta. Las fotos que ponen en el recetario, evidentemente no son panes horneados en la panificadora. Si tú quieres darles otras formas tendrás que amasarlos en la panificadora y después darles la forma y hornearlos fuera, en tu horno.

¿Merece la pena comprarse una PANIFICADORA?

Pues bien, bajo mi punto de vista depende de lo siguiente:

  • Si te gusta el pan casero, que eso supongo que es algo que a todos nos gusta, entonces sí merece la pena porque queda un pan delicioso.

  • Si tienes algún problema de intolerancias por ejemplo al gluten y tienes que hacerte tu propio pan en casa, también viene muy bien ya que este tipo de panes son caros y hechos en casa salen más económicos.

  • Si no te importa que todos los panes tengan la misma forma, entonces también te merece la pena. En caso contrario la otra opción sería usarla solo para amasar y después hornear el pan en el horno, pero si ya tienes otra amasadora, terminaría siendo un armatoste más en la cocina.

  • Si no dispones de ningún otro robot de cocina, también te la recomiendo porque además de amasar puedes hacer otras recetas como mermeladas, bizcochos,… e incluso si prefieres amasar el pan en el horno, te deja una masa perfectamente amasada y lista para darle la forma y hornear.

  • No obstante, lo ideal de la panificadora es utilizarla en el ciclo completo, es decir, para obtener el pan ya horneado, que es como se le saca más provecho.

 Y una vez que ya te he contado todo esto, ahora te voy a enseñar cómo queda el PAN BÁSICO en la PANIFICADORA BREAD&CO 1000 DELICIOUS de CECOTEC

Y aquí tienes la receta de este riquísimo PAN BÁSICO EN PANIFICADORA  (En el vídeo de arriba también puedes verla si lo prefieres)

INGREDIENTES

pan básico en panificadora de cecotec

He seguido la receta de PAN BÁSICO del recetario, para un pan de 750gr.

  • 260 ml de agua tibia

  • 1 Cda. y 1/4 de levadura seca de panadero.

  • 2 Cdas y 1/2 de azúcar

  • 3 Cdas. de Aceite de oliva

  • 400 gr. de Harina de Fuerza

  • 1 Cdta y 1/2 de Sal (¡Ojo!, en el recetario nos dan las cantidades de sal en cucharadas, pero yo creo que viene equivocado ya que es muchísima cantidad. Mi recomendación es que donde pone cucharada de sal lo sustituyas por cucharaditas, es decir, la medida pequeña).

    PREPARACIÓN

  • Introducir todos los ingredientes en la cubeta, y seleccionar el MENÚ 1 (el de pan básico), seleccionar el peso elegido, en este caso 750gr., y seleccionar el grado de tostado de la corteza, que en mi caso he elegido el nivel máximo de tostado.

  • Una vez seleccionado todo, pulsar el botón de inicio y tan solo hay que esperar a que la panificadora haga todo el trabajo. Pasado el tiempo tendremos un riquísimo pan súper tierno, con una miga suave y aireada, tal y como ves en las fotografías 😋

pan básico en panificadora de cecotec
MERLUZA EN SALSA VERDE o MERLUZA A LA VASCA

MERLUZA EN SALSA VERDE o MERLUZA A LA VASCA

 

Hoy vengo con una receta de pescado. Se trata de una MERLUZA EN SALSA VERDE. Un plato tradicional de los de toda la vida, muy fácil de preparar y sobre todo con un saborcito rico, rico.

Este plato es original del País Vasco, por lo que también se le conoce como MERLUZA A LA VASCA o MERLUZA KOSKERA. Como ya digo, es un plato muy sencillo de preparar y no requiere demasiada elaboración pero el resultado es espectacular🤩.

El acabado puede variar ya que se le puede añadir unas almejitas o unas gambas, también le puedes poner unos espárragos blancos o incluso acompañarla con huevo duro o cocido, como es mi caso y así la he preparado yo ¡Y también queda riquísima!.  Lo mejor es utilizar una buena materia prima, con una merluza de calidad y un buen caldo casero de pescado o marisco. Yo en este caso no tenía hecho el caldo, pero mira por donde, tenía el brick de Caldo de pescado para paella marinera de ANETO que me llegó en la CAJA DEGUSTABOX DE JULIO, así que me ha venido de perlas para esta receta porque es un caldo libre de conservantes y hecho con ingredientes naturales, que le da un gusto casero y espectacular a los platos de pescado. 

Así que no me voy a enrollar mucho más y vamos con esta receta tradicional, que ya verás cómo en poco más de 20 minutos la tienes hecha y de forma súper fácil. 😉

No te pierdas esta riquísima Merluza en Salsa Verde 

¡Comenzamos!

 

👇👇  AQUÍ PUEDES VER LA RECETA EN VÍDEO  👇👇

INGREDIENTES

– 1 Kg. MERLUZA EN RODAJAS O EN LOMOS

– 4 o 5 DIENTES DE AJO

– 1 Cucharada de HARINA DE TRIGO

– 150 ml. VINO BLANCO

– 250 ml. CALDO DE PESCADO

– 1 LATA PEQUEÑA DE GUISANTES

– 3 o 4 Cucharadas de PEREJIL FRESCO PICADO

– 2 o 3 Cucharadas de ACEITE DE OLIVA 

– SAL Y PIMIENTA AL GUSTO

– 3 HUEVOS COCIDOS

Yo he utilizado el caldo de pescado para paella marinera de ANETO que me llegó en la CAJA DEGUSTABOX DE JULIO

PREPARACIÓN

  1. Trocear muy picaditos los dientes de ajo y reservar. Hacer lo mismo con el perejil fresco y reservar también.

  2. Pon a cocer los huevos en agua hirviendo durante 10 minutos. Pasado ese tiempo sumerge los huevos en agua fría para cortar la cocción. Resérvalos para el final. 

  3. En una cazuela o sartén baja vierte 2 o 3 cucharadas de aceite de oliva y calienta a fuego medio. Cuando esté caliente añade los dientes de ajo picados y dales un par de vueltas sin dejar mucho rato ya que enseguida se queman. (Si te interesa ver alguna sartén como esta pincha AQUÍ )

  4. En cuanto veas que los dientes de ajo ya comienzan a tostarse un poco añade la harina y remueve para que ésta se tueste un pelín más.

  5. A continuación vierte el vino blanco y remueve. Enseguida verás que comienza a espesar por la harina, así que seguidamente vierte el caldo de pescado y remueve de nuevo. 

  6. Deja cocer a fuego medio-bajo durante unos 2 minutos aproximadamente y añade todo el perejil picado. Remueve y deja cocinar a la misma intensidad durante unos 4 o 5 minutos más hasta que veas que la salsa adquiere algo más de consistencia o espesor. 

  7. Ahora ve añadiendo las rodajas de merluza distribuyéndolas por toda la cazuela y después añade por encima los guisantes. Remueve pero esta vez sin introducir ningún utensilio, simplemente agitando un poco la cazuela con las manos. Coloca una tapa y deja cocinar durante unos 15 minutos aproximadamente o hasta que veas que la merluza ya está cocinada a tu gusto. Si es preciso, a media cocción le puedes dar la vuelta al pescado aunque en mi caso no hizo falta. 

  8. Una vez transcurrido el tiempo ya puedes retirar del fuego. Antes de servir, pela los huevos duros y córtalos en cuartos. Añade los trozos de huevo cocido de forma que queden distribuidos por la cazuela.  Opcionalmente puedes espolvorear con un poco de perejil seco. 

  9. Y ya tienes listo este riquísimo plato de merluza que te aseguro es una pasada. Se hace en un momento y como ves, el resultado es espectacular. Es un plato perfecto para servir con invitados o en una comida o cena de fiesta. 

    Si no lo has hecho aún ¡No esperes más!😋

Si te ha gustado esta receta déjame tu comentario aquí debajo. Estaré encantada de conocer tu opinión o cualquier sugerencia que quieras compartir. Por supuesto, si tienes alguna duda pregúntamela y te responderé con mucho gusto.

¡Besotes! 😘😘😘

¡NO TE PIERDAS ESTAS OTRAS RECETAS!

👇👇Pincha en las fotos para ver la receta👇👇

LUBINA AL HORNO CON PATATAS

SALMÓN AL HORNO EN PAPILLOTE

ARROZ CON ATÚN Y VERDURAS

SUSHI CASERO MUY FÁCIL

ESTOFADO DE CERDO EN CROCKPOT

ESTOFADO DE CERDO EN CROCKPOT

Hoy traigo un ESTOFADO DE CERDO EN CROCKPOT que está para chuparse los dedos. La CROCKPOT es una OLLA LENTA y por si no lo sabes, este tipo de ollas son fantásticas y se caracterizan por cocinar a baja temperatura durante muchas horas. Pero aunque tarden bastantes horas en cocinar un plato, a ti te van a ahorrar mucho tiempo en la cocina porque las enciendes, las programas y te olvidas ¡Puedes dedicar todas esas horas a lo que necesites! La cocción lenta o  COCINA A BAJA TEMPERATURA además es muy saludable porque conserva mucho mejor las propiedades y vitaminas de algunos alimentos que pueden perderlas. 

El ESTOFADO DE CARNE es un plato muy habitual en casi todos los hogares y puedes prepararlo también con CARNE DE TERNERA, que queda muy tierna. 

Si quieres puedes ver AQUÍ las VENTAJAS Y BENEFICIOS DE LA COCCIÓN LENTA O COCCIÓN A BAJA TEMPERATURA 

Además en el mercado tienes muchos modelos de OLLAS LENTAS, ya sean tipo  CROCKPOT o también la CHUP CHUP MATIC de CECOTEC

Y dicho esto, lo mejor es que veas lo rápido y fácil que es preparar este riquísimo ESTOFADO DE CERDO EN CROCKPOT.

¡Comenzamos!

👇👇👇 AQUÍ PUEDES VER EL VÍDEO CON LA RECETA 👇👇👇

INGREDIENTES

– 1 kg CARNE DE MAGRO DE CERDO

– 1 CEBOLLA TROCEADA

– 1o 2 ZANAHORIAS TROCEADAS EN RODAJAS

– 2 o 3 DIENTES DE AJO PICADOS

– 300 gr. de TOMATE NATURAL TRITURADO

– 30 ml de VINO BLANCO

– 30 ml de CALDO DE CARNE

– 1 cucharada de PIMENTÓN DULCE

– SAL y PIMIENTA al gusto

– 3 o 4 HOJAS DE LAUREL

– ACEITE DE OLIVA

ELABORACIÓN

  1. Pica la cebolla y el ajo finamente y corta las zanahorias en rodajas. Yo voy a pochar un poco estas verduras pero este paso es opcional ya que se pueden poner también en crudo en la olla y el guiso queda riquísimo igualmente. Para pocharlas yo voy a utilizar la propia cubeta de la CrockPot porque en este modelo es apta para utilizar en el fuego o con placas de vitro e inducción. Si tú dispones de otro modelo de olla lenta, para este paso debes utilizar una sartén.

  2. Vierte un par de cucharadas de aceite de oliva y calienta a fuego medio. Cuando el aceite esté caliente añade la cebolla y dale un par de vueltas, añade el ajo y la sal al gusto (yo le pongo como media cucharadita). Remueve un poco y añade las rodajas de zanahoria.

  3. Déjalo a fuego bajo un minuto o dos removiendo de vez en cuando para dejar que poche un poco todo junto y a continuación añade la carne troceada removiendo de nuevo para mezclarlo todo. No la tengas mucho tiempo, lo justo para que la carne se vaya sellando por fuera pero sin que se cocine por dentro, ya que después se cocinará en la olla.

  4. Al poco de añadir la carne, añade  también la copita de vino blanco y deja al fuego bajo como un minuto para que evapore un poco el alcohol. Pasado un minuto o minuto y medio aproximadamente cuando veas que la carne ya está sellada por fuera retira del fuego.

  5. Si lo has hecho en sartén pásalo todo a la cubeta de la olla para añadirle el resto de ingredientes ( en mi caso ya lo tengo en la cubeta)

  6. Añade el caldo de carne, el tomate triturado, el pimentón, y una pizca de sal y pimienta al gusto. Remueve un poco para mezclar bien todos los ingredientes y añade por último 3 o 4 hojas de laurel.

  7. Selecciona temperatura alta y cocina durante 4 horas. También puedes seleccionar temperatura baja y en ese caso el tiempo de cocción serán 7 horas.Transcurrido el tiempo seleccionado ya tendrás listo un riquísimo estofado de cerdo con un sabor y aroma delicioso. Yo para servirlo lo he acompañado de unas patatas fritas.   😍

¡Espero que te haya gustado! Si es así déjame tu comentario aquí debajo y te resolveré cualquier duda.

¡Besotes! 😘😘😘

MIRA ESTAS OTRAS RECETAS EN OLLA LENTA:

BIZCOCHO DE ANÍS

CARRILLERAS DE CERDO

CHUP CHUP MATIC DE CECOTEC

CARACTERÍSTICAS DE LA COCCIÓN LENTA O COCINA A BAJA TEMPERATURA

PAN CASERO RÁPIDO o PAN MILAGRO

PAN CASERO RÁPIDO o PAN MILAGRO

Hacer PAN CASERO es más sencillo de lo que parece aunque muchas personas piensan que es muy complicado. Hoy vengo con una receta de PAN CASERO RÁPIDO o PAN MILAGRO, que cuando veas lo fácil que es prepararlo y lo rico que queda vas a entender perfectamente que se le llame de esa manera 😜

Si nunca has hecho pan en casa porque no te atreves o piensas que es muy engorroso, esta receta es ideal para hacerlo por primera vez o sea, que es un PAN CASERO PARA PRINCIPIANTES perfecto 👌😉

Lo bueno de este pan es su rapidez y sencillez a la hora de la preparación y los buenos resultados que se obtienen. Es un pan que no necesita levado antes de hornearlo ya que va levando dentro del horno según se va cociendo. Aunque si lo prefieres,  también hay otra versión de este mismo pan que consiste en dejarlo levar fuera del horno durante una o dos horas aproximadamente hasta que duplique su volumen, y después se hornea ya con el levado previo. Pero bueno, ese lo haremos más adelante, hoy mejor vamos a prepararlo de esta forma más fácil, sobre todo si es la primera vez que te vas a atrever a hacer PAN EN CASA.

Otra ventaja que tiene este pan es que la masa se prepara en un pispás porque tampoco necesita mucho amasado. Lo justo para mezclar bien los ingredientes hasta que se forme una masa homogénea, que pueden ser unos pocos minutos y se hace de forma muy fácil incluso con tus propias manos. En estos momentos de CONFINAMIENTO en que nos encontramos a causa del ESTADO DE ALARMA en España y en muchos otros países, este pan casero es genial porque si no puedes salir a comprar pan o te has quedado un día sin él, lo preparas en un momento. Además ahora que hay que estar en casa sí o sí, es el momento ideal para iniciarse en la elaboración de este tipo de RECETAS BÁSICAS como el pan casero.

Lo ideal es utilizar harina de fuerza, pero puede ser que, como en mi caso, no la encuentres en el supermercado en estos momentos así que puedes hacerlo también con harina de trigo común, aunque la miga te va a quedar algo más densa, pero estará muy rico igualmente. Vamos, que con un riquísimo pincho de TORTILLA DE PATATA por ejemplo ¡Es una maravilla!😋😋

En fin, que lo mejor es ver cómo se hace este riquísimo PAN CASERO ¡Comenzamos!

INGREDIENTES

– 310 gr. de HARINA DE FUERZA (harina de trigo. Si no tienes de fuerza puedes poner harina de trigo común pero cambiará la consistencia de la miga)

-175 gr. de AGUA TIBIA (templada pero que no queme)

– 8 gr. de LEVADURA SECA DE PANADERO (o 20 gr. de levadura fresca)

– 20 gr. de  ACEITE DE OLIVA

– 8 gr. de SAL (1 cucharada pequeña)

 

PREPARACIÓN

  1. En un vaso o bol mezcla el agua con la levadura hasta que ésta se disuelva un poco. El agua ha de estar tibia (o sea, templada sin que llegue a quemar) para que la levadura se active.

  2. En otro bol más grande vierte la harina. Haz un hueco en medio y añade el aceite, la sal y la mezcla de agua con levadura. También puedes utilizar para mezclar una amasadora o un robot de cocina tipo Thermomix, aunque no es necesario porque ya verás que es una masa muy fácil de hacer y manejar con tus propias manos.

  3. Una vez hayas añadido todos los ingredientes mézclalos bien. Al principio te puedes ayudar de una chuchara grande o espátula y después ya cuando se empiecen a unir puedes seguir con las manos hasta que se forme una masa homogénea y no se te pegue a las manos. 

  4. Engrasa con un poco de aceite de oliva la base y las paredes de una fuente de cristal tipo Pyrex que tenga tapa. Si no también puedes utilizar una bolsa de asado de las que venden para asar alimentos que se cierran con una brida.

  5. Dale forma de bola a la masa e introdúcela dentro de la fuente de Pyrex. Pincela la bola de masa con un poco de aceite de oliva y hazle unos cortes rápidos con un cúter o un cuchillo afilado. Espolvorea por encima con un poco de harina (esto le dará un acabado más rústico en el horneado). Pon la tapa encima para que quede cerrado. (Si utilizas bolsa de asar sigue los mismos pasos y cierra la bolsa con la brida que suele traer).

  6. Introduce la fuente en el horno pero es MUY IMPORTANTE que lo hagas con el horno frío. No debes precalentarlo.

  7. Una vez que hayas metido la olla tapada dentro del horno en frío enciende con calor arriba y abajo a una temperatura de 200ºC y hornea durante unos 45 o 50 minutos, o hasta que veas que está hecho y la corteza ha tomado un color casi dorado (recuerda que cada horno es un mundo y deberás vigilar que no se te queme).

  8. Transcurrido el tiempo de horneado retira la fuente del horno y destapa. Saca el pan de la fuente de cristal con cuidado de no quemarte (utiliza unos guantes) y coloca sobre una rejilla para que enfríe.

  9. Y ya tienes lista una riquísima hogaza de pan casero súper tierno y que te va a durar al menos un par de días. Verás que la corteza te queda crujiente y por dentro está delicioso

    ¡No vas a creer que lo has hecho tú! 😉

 

👇👇  AQUÍ PUEDES VER LA RECETA EN VÍDEO  👇👇

Si te ha gustado esta receta déjame tu comentario aquí debajo. Estaré encantada de conocer tu opinión o cualquier sugerencia que quieras compartir. Por supuesto, si tienes alguna duda pregúntamela y te responderé con mucho gusto.

¡Besotes! 😘😘😘

TORTILLA DE PATATAS o TORTILLA ESPAÑOLA

TORTILLA DE PATATAS o TORTILLA ESPAÑOLA

Hoy vengo con una receta básica y tradicional donde las haya. La TORTILLA DE PATATAS o TORTILLA ESPAÑOLA.

¿A quién no le gusta un buen pincho de TORTILLA a media mañana? ¿Y qué me dices de comer o cenar una TORTILLA DE PATATA con una buena ensalada? ¡Si es que está rica de cualquier manera y en cualquier momento! En casa nos encanta a todos y aunque la hago siempre bien grandota ¡No dura ni un telediario!

En cuanto al dilema de siempre ¿TORTILLA DE PATATA CON CEBOLLA o sin cebolla? En casa nos gusta con cebolla y así es como la hago yo, pero si a ti no te gusta, lo único que tienes que hacer es no ponerle la cebolla y listo. Los pasos son los mismos excepto añadir la cebolla.

¿Cuál es el punto ideal de cuajado? En mi opinión debe quedar por dentro jugosa y cremosa pero no cruda. Debes tener cuidado en la cocción para que no te quede demasiado seca y dura como una suela de zapato. Aunque ya se sabe que para gustos… ¡Los colores! De todas formas después en la receta te voy a explicar un truco para conseguir una textura interior muy suave y cremosa 😉👌

Otro punto a tener en cuenta y que es imprescindible para hacer una TORTILLA DE PATATAS es utilizar una SARTÉN ANTIADHERENTE. Date cuenta que hay que darle la vuelta y si se pega se nos desmorona toda y más que una tortilla nos van a quedar unos huevos revueltos ¡Y eso no es lo que queremos hacer ahora! 😅  😂😂

Con la dificil situación de ESTADO DE ALARMA que atravesamos en España y en el resto del mundo y por el cual debemos mantener un CONFINAMIENTO y CUARENTENA, este tipo de recetas son ideales precisamente por su sencillez y por los nutrientes que nos aportan. En este caso la patata y el huevo nos vienen genial.

Ahora que nos movemos menos, debemos más que nunca cuidar de nuestra alimentación e intentar comer de forma SALUDABLE para conservar nuestras defensas.  Como hay que salir a la calle lo menos posible, debemos  cocinar con lo que tengamos en casa en ese momento. Por eso esta receta de TORTILLA DE PATATAS es muy socorrida ya que siempre solemos tener esos ingredientes. Acompáñala con una buena ensalada de vegetales y fruta y tienes una comida súper completa.

Desde aquí quiero aprovechar para enviar mi mensaje de apoyo y admiración por todo el personal sanitario de nuestro país que está demostrando toda la profesionalidad y sentido del deber que siempre les ha caracterizado. También a todas las personas que con su trabajo nos facilitan a los demás un día a día más llevadero y todos aquellos que velan por nuestra seguridad. Y la mejor forma de agradecerlo es «YO ME QUEDO EN CASA».

Y dicho esto, vamos con esta RECETA TRADICIONAL. Te garantizo que si sigues estos pasos te va a quedar una tortilla de 10 👌

Además te doy algunos TRUCOS y CONSEJOS para que te salga una tortilla espectacular.

Vamos, ¡Que te van a hacer la ola!  😜

 

👇👇  AQUÍ PUEDES VER LA RECETA EN VÍDEO  👇👇

INGREDIENTES

– 1 kg de PATATAS

– 8 o 9 HUEVOS tamaño «L»

– 1 CEBOLLA (opcional)

– 1/2 litro ACEITE DE OLIVA

– SAL al gusto

 

PREPARACIÓN

  1. Pela las patatas y lávalas con agua fría (yo las coloco en un colador y las enjuago muy bien bajo el grifo con el chorro de agua fría). En caso de que vayas a ponerle cebolla, pela también la cebolla y pícala en trocitos pequeños.

  2. Corta las patatas en trozos. A mí me gusta hacerlo en láminas o «lascas» pero también hay quienes las parten en dados. TRUCO: En realidad la forma no es lo importante. Lo que hay que intentar es que todos los trozos sean prácticamente del mismo tamaño para que después la patata quede frita por igual y no queden unos pedazos más crudos que otros.

  3. Vierte aceite abundante en una sartén (importante que sea antiadherente) a fuego fuerte. Añade una pizca de sal a las patatas y cuando el aceite esté bien caliente vierte las patatas y baja a fuego medio para cocinarlas ya que lo que interesa es que se vayan haciendo poco a poco y queden blanditas, no crujientes.

  4. Si la haces con cebolla, cuando las patatas comiencen a estar algo más blandas, añade la cebolla picada y sigue cocinando a fuego medio.

  5. Mientras que las patatas están en el fuego, aprovecha para ir batiendo los huevos. Casca los huevos en un bol, añade una pizca de sal, bátelos un poco y reserva. TRUCO: Los huevos para tortilla de patata no deben batirse en exceso. Simplemente lo justo para romper las yemas y batir un poco. No tienen ni que espumar, ni doblar su volumen, ni nada de eso. 

  6. Ve de nuevo a ver las patatas y remueve de vez en cuando en la sartén para que se vayan cocinando por igual. Cuando ya estén blanditas y la cebolla semi-transparente, apártalas del fuego y colócalas sobre un colador grande con un bol debajo para escurrir todo el exceso de aceite y que las patatas se templen un poco antes de añadirlas al huevo (si las echas muy calientes el huevo se puede comenzar a cuajar).

  7. Una vez haya escurrido el aceite, añádelas al bol junto con los huevos batidos. Mezcla con una espátula o cuchara y prueba el punto de sal en este momento. Si ves que necesita más rectifica. TRUCO: Deja reposar las patatas dentro del huevo batido entre 3 y 5 minutos. Con esto conseguirás que la patata se impregne bien del huevo y que luego la tortilla quede con una textura más jugosa y suave por dentro.

  8. Ahora ya solo queda cuajar la tortilla. Vierte en la misma sartén donde has frito las patatas una pizca de aceite a fuego medio (yo uso el mismo con el que freí las patatas, ya que lo cuelo y es perfectamente reutilizable). Vierte toda la mezcla y deja un rato que vaya cuajando por un lado pasando de vez en cuando una espátula o lengua pastelera por todo alrededor para comprobar que no se esté pegando.

  9. Cuando veas que la parte de debajo ya está cuajada da la vuelta  a la tortilla ayudándote con un plato. Yo utilizo la sartén para tortillas DUPLA que es una maravilla y al darle la vuelta se cierra herméticamente de forma que no se sale nada. Puedes echarle un vistazo AQUÍ.

  10. Cocina otros dos o tres minutos por el otro lado (el tiempo dependerá de cómo te guste de cuajada por dentro) y ya puedes retirar la tortilla del fuego. Pásala a un plato para servir

    ¡Ya tienes lista una tortilla súper rica! ¿Has visto qué fácil? 😉

    Como te decía antes ¡Te van a hacer la ola!  👌😜

Si te ha gustado esta receta déjame tu comentario aquí debajo. Estaré encantada de conocer tu opinión o cualquier sugerencia que quieras compartir. Por supuesto, si tienes alguna duda pregúntamela y te responderé con mucho gusto.

¡Besotes! 😘😘😘

JUDÍAS PINTAS CON ARROZ Y CHORIZO

JUDÍAS PINTAS CON ARROZ Y CHORIZO

Hoy te traigo unas JUDÍAS PINTAS CON ARROZ Y CHORIZO. Es una receta tradicional que, utilizando legumbres cocidas de bote, te soluciona una comida en poco más de 20 minutos.

Ahora en especial dentro del dificil momento que estamos atravesando con esta situación de ESTADO DE ALARMA, por el cual debemos mantener un CONFINAMIENTO y muchas personas tienen que guardar una CUARENTENA ¿Quién no tiene en su despensa un bote de judías o garbanzos cocidos? Si no es tu caso te lo aconsejo porque son muy socorridos y además duran mucho tiempo  cerrados, antes de abrir, en la despensa. Yo siempre suelo comprarlos porque me resultan muy cómodos, pero como ya digo, más ahora en estos duros momentos que estamos atravesando.
Desde aquí quiero aprovechar para enviar mi mensaje de apoyo y admiración por todo el personal sanitario de nuestro país que está demostrando con esta crisis toda la profesionalidad y sentido del deber que siempre les ha caracterizado. Por eso la sanidad pública española es una de las mejores del mundo. Pero la mejor forma de agradecerles esto es ayudando como solo nosotros podemos, que es no salir de casa. Y me indigno cuando veo a gente saltándose estas normas que son tan importantes para todos ya que esto es la clave para frenar esta pandemia así que ya sabes ¡QUÉDATE EN CASA!

Y dicho esto, vamos con esta receta que ya verás qué fácil y rápida es, y lo mejor ¡Está buenísima! Además es un plato muy nutritivo y completo ya que tomamos cereales, legumbres, en definitiva proteinas y cereales. En estos momentos debemos más que nunca cuidar de nuestra alimentación e intentar comer de forma SALUDABLE para conservar nuestras defensas.  Como se trata de cocinar con lo que tengamos en ese momento, yo le he puesto chorizo pero si no lo tienes puedes ponerle en su lugar panceta, bacon, unas costillas de cerdo… en fin ¡Imaginación al poder!

Vamos a ver cómo se hace ¡Verás qué rico y fácil!

INGREDIENTES

– 400 gr. JUDÍAS PINTAS COCIDAS (1 bote)

– 250 gr. ARROZ

– 1 CEBOLLA

– 3 DIENTES DE AJO

– 150 gr. CHORIZO EN RODAJAS

– 80 ml. VINO BLANCO

– 1 Cdta. PIMENTÓN DULCE (un poco de pincante opcional)

– SAL y PIMIENTA al gusto

– 3 Cdas. AOVE (Aceite de Oliva Vírgen Extra)

– 1 litro de AGUA (tres medidas de agua por cada medida de arroz

– 2 o 3 Hojas de LAUREL (opcional)

 

PREPARACIÓN

  1. Pela y pica en trocitos pequeños la cebolla y los tres dientes de ajo.

  2. En una cacerola ancha calienta 3 cucharadas de aceite de oliva y pon a pochar la cebolla y ajos picados a fuego medio-bajo.

  3. Antes de que esté totalmente pochado, cuando la cebolla esté todavía un poco durita añade las rodajas de chorizo y dale unas vueltas removiendo para mezclarlo todo. Si no tienes chorizo puedes ponerle trozos de panceta o bacon… ¡Lo que tengas!

  4. Añade el vino blanco y seguidamente el arroz. Remueve un poco para que el arroz se tueste un poco y añade una pizca de sal y pimienta.

  5. Añade el agua y el pimentón y remueve un poco para distribuir el arroz por toda la cacerola. 

  6. Añade unas hojas de laurel (esto es opcional y si no las tienes no pasa nada) y deja cocer el arroz durante 20 minutos a fuego medio-bajo sin tapar. 

  7. Cuando queden unos 5 o 7 minutos para que termine de cocer el arroz añade las judías pintas previamente escurridas. Si ves que se te queda muy espeso puedes añadir un poco más de agua para que te quede más caldoso.

  8. Una vez transcurrido el tiempo de cocción ya puedes retirar del fuego y servir

    ¡Verás qué plato tan rico!  😋

 

👇👇  AQUÍ PUEDES VER LA RECETA EN VÍDEO  👇👇

Si te ha gustado esta receta déjame tu comentario aquí debajo. Estaré encantada de conocer tu opinión o cualquier sugerencia que quieras compartir. Por supuesto, si tienes alguna duda pregúntamela y te responderé con mucho gusto.

¡Besotes! 😘😘😘

CARRILLERAS DE CERDO AL VINO TINTO EN OLLA LENTA

CARRILLERAS DE CERDO AL VINO TINTO EN OLLA LENTA

Hoy voy a hacer unas CARRILLERAS DE CERDO AL VINO TINTO en la OLLA LENTA CHUP CHUP MATIC de Cecotec.

Desde que descubrí la cocción a baja temperatura me encanta cocinar en OLLA LENTA los platos de legumbre y sobre todo los GUISOS DE CARNE ¡Que quedan espectaculares! Aunque también puedes hacer sopas, cremas de verduras y hasta bizcochos y dulces. Como te decía, yo voy a utilizar la olla lenta CHUP CHUP MATIC de Cecotec que está genial. Si quieres ver sus caracterísiticas y su funcionamiento pincha AQUÍ.

Pero en el mercado tienes para elegir otras marcas y modelos de ollas lentas como las CROCKPOT, que están genial y tienes muchos modelos para elegir.

Las carrilleras o carrillada últimamente se han convertido en un plato muy popular que podemos encontrar en la carta de cualquier restaurante ¿Sabes qué parte del animal es? Pues nada más y nada menos que los mofletes.

Las puedes encontrar tanto de cerdo como de ternera y ambas quedan riquísimas.  Yo en este caso he preparado las CARRILLERAS DE CERDO AL VINO TINTO. Esta salsa también lleva verduras y está de toma pan y moja (en sentido literal) o sea, que ya puedes preparar pan porque no te van quedar ni las migas 😉  Además la carne queda tan tierna que prácticamente se deshace sola. Vamos, que parece mantequilla. 

Si ya tienes una olla lenta no dejes de preparar esta receta y si todavía no la tienes, hazte con una en cuanto puedas. Están genial de precio y se le saca muchísimo partido. Encima gastan poquísima electricidad en comparación con una placa de vitrocerámica, inducción o gas, e incluso menos de la mitad que un horno.

Si te interesa una OLLA LENTA como la mía aquí tienes el enlace:

Y ahora ya vamos con la receta de estas riquísimas CARRILLERAS DE CERDO AL VINO TINTO EN OLLA LENTA.

Ya verás cómo te va a encantar 🙂

INGREDIENTES

  • (Para 4 o 6 personas)

  • 12 CARRILLERAS DE CERDO

  • 500 ml de VINO TINTO

  • 1 CEBOLLA

  • 2 o 3 ZANAHORIAS

  • 1 PIMIENTO VERDE

  • 1 PIMIENTO ROJO

  • 3 o 4 DIENTES DE AJO

  • 30 gr. de TOMATE CONCENTRADO

  • 50 ml. de CALDO DE CARNE 

  • SAL al gusto

  • PIMIENTA NEGRA al gusto

  • HARINA DE TRIGO COMÚN para rebozar (opcional)

  • ACEITE DE OLIVA (mejor Virgen Extra)

PREPARACIÓN

  1. Pon el vino tinto a hervir en una cacerola a fuego medio durante al menos 25 o 30 minutos para que reduzca y se evapore el alcohol. Esto es necesario ya que en estas ollas se cocina con la tapa cerrada y la evaporación es mínima produciéndose bastante condensación. Mientras que el vino está hirviendo ve preparando el resto de los ingredientes.

  2. Primero retira la grasa de las carrilleras con un cuchillo. Al menos quita todo lo que puedas.

  3. Pela y corta la zanahoria en rodajas y la cebolla en juliana. Lava y corta los pimientos en tiras y también pela y pica los ajos (estos últimos si quieres los puedes dejar enteros o partirlos en dos porque al final se tritura la salsa)

  4. Una vez que han pasado los 25 o 30 minutos retira el vino del fuego y reserva.

  5. En una sartén vierte un chorrito de aceite (como un par de cucharadas) y calienta a fuego fuerte. Enharina las carrilleras y márcalas o séllalas en la sartén por ambas caras pero solamente durante medio minuto  más o menos por cada cara. Sácalas porque luego se van a terminar de cocinar en la olla. Haciendo esto quedarán más tiernas y jugosas. Puedes marcarlas sin rebozar en harina pero yo lo prefiero. 

  6. Retíralas a un plato o fuente y reserva. No tires el aceite y los jugos que han quedado en la sartén porque luego los añadiremos a la olla. 

  7. Ahora coloca en la base de la cubeta de tu olla lenta las verduras que habíamos cortado: los pimientos, los ajos, la cebolla y las zanahorias. Añade un poco de sal y pimienta al gusto y remueve con una cuchara para mezclarlo un poco.

  8. A continuación agrega el tomate concentrado y mezcla un poco de nuevo.

  9. Coloca las carrilleras por encima de las verduras distribuyéndolas un poco y vierte por encima el jugo que había quedado en la sartén al sellarlas, la reducción de vino tinto y el caldo de carne.

  10. Cierra la tapa de la olla y programa 7 horas en temperatura baja (LOW). Durante todo este tiempo tú te puedes dedicar a lo que prefieras porque la olla ya se encarga ella sola de cocinar 😉

  11. Al cabo de las 7 horas ya están hechas las carrilleras ¡No veas el aroma tan rico que sale de su interior!  Abre la tapa con mucho cuidado ya que puedes quemarte (yo utilizo un guante o un paño de cocina). Saca las carrilleras y resérvalas en una fuente o plato y tritura la salsa. A mí me gusta triturarla bien para dejarla fina.

  12. Vuelve a introducir las carrilleras dentro de la salsa y ya las puedes servir. Si las vas a comer un poco más tarde, esta olla tiene una función para mantener caliente (WARM).

  13. Puedes servirlas acompañadas de unas patatas asadas, puré de patata o de boniato o unas patatas fritas. Yo simplemente he espolvoreado por encima un poco de tomillo seco y estaban deliciosas. La carne queda que se deshace sola ¡Parece mantequilla!👌

Pues ya has visto lo fácil que es cocinar en OLLA LENTA y te garantizo que los resultados son fantásticos tanto en carnes como en legumbres (cocido, fabada, lentejas…)

Espero que te haya gustado y si la haces déjame tu comentario aquí debajo y dime qué te ha parecido.

¡Besotes!  😘😘😘   

 

👇👇 AQUÍ PUEDES VER LA RECETA EN VÍDEO 👇👇

ROSCÓN DE REYES CASERO PASO A PASO

ROSCÓN DE REYES CASERO PASO A PASO

Hoy te traigo la receta del ROSCÓN DE REYES CASERO PASO A PASO.

¡Esta noche vienen los Reyes Magos! Y mañana nos despertaremos con nuestros regalos, si es que hemos sido buenos 😉

Para mí este día es el más bonito del año por la ilusión que conlleva sobre todo cuando hay niños pequeños en casa. Pero os puedo asegurar que yo me duermo con la misma ilusión porque en mi casa aunque ya no hay niños pequeños, los Reyes Magos siguen viniendo como siempre y es que ya se sabe que mientras dure la ilusión los Reyes Magos nunca desaparecerán 😉

El ROSCÓN DE REYES tampoco nos falta ningún año. Incluso ya desde unos días antes nos hemos zampado uno y para el día de Reyes casi siempre suele ser ya el segundo. La verdad es que yo lo estaría comiendo todo el año pero bueno ¡Hay que controlarse!

Existe la creencia general de que hacer un buen Roscón de Reyes es súper complicado y que solo en muy contadas pastelerías los hacen bien ¡Pues de eso nada!

No voy a negar que es laborioso (aunque más que laborioso yo diría que requiere de bastante tiempo el cual es importante respetar), pero también es verdad que es mucho más sencillo de preparar de lo que la mayoría piensa. El secreto de un buen roscón es un correcto amasado y  respetar bien los tiempos de fermentación y levado. 

El amasado es verdad que si lo haces a mano es más lento y laborioso pero se puede hacer perfectamente. En cambio si utilizas un robot amasador la complicación es prácticamente nula.  En cuanto a los tiempos de fermentación o levado, también es muy importante respetarlos. Cuidando bien esos dos detalles, amasado y levado,  dependerá que te quede un roscón tierno y esponjoso digno de la mejor pastelería.

Pero bueno, lo mejor es que comencemos a prepararlo así que vamos a empezar con la receta del ROSCÓN DE REYES CASERO PASO A PASO.

INGREDIENTES

PARA EL PREFERMENTO O MASA MADRE:

  • 70 gr. de LECHE TIBIA entera o semidesnatada (a unos 37ºC como mucho)

  • 130 gr. de HARINA DE FUERZA

  • 4 gr de LEVADURA SECA DE PANADERO o 10 gr. de LEVADURA FRESCA DE PANADERÍA (¡Ojo! No vale la levadura química tipo Royal que se usa para los bizcochos)

  • Una cucharadita de azúcar

PARA EL AZÚCAR AROMATIZADA:

  • 130 gr. de AZÚCAR GLASS

  • La piel de 2 NARANJAS (sin la parte blanca)

  • La Piel de 1 LIMÓN (sin la parte blanca)

PARA LA MASA PRINCIPAL DEL ROSCÓN:

  • PREFERMENTO o MASA MADRE

  • AZÚCAR AROMATIZADA

  • 60 gr. de LECHE TIBIA (entera o semidesnatada)

  • 2 HUEVOS tamaño L

  • 7 gr. de LEVADURA SECA DE PANADERO o 25 gr. de LEVADURA FRESCA DE PANADERÍA (del mismo tipo que la del prefermento)

  • 30 gr. de AGUA DE AZAHAR para uso alimentario (la que venden el supermercados, no usar la de farmacia)

  • 1 Cda. de RON AÑEJO (es opcional pero pontenciará bastante el sabor característico del Roscón, junto con el agua de azahar)

  • 450 gr. de HARINA DE FUERZA

  • 75 gr. de MANTEQUILLA a temperatura ambiente o en punto pomada

  • Media Cda. de SAL

    PARA LA DECORACIÓN (esta es la decoración típica pero puedes ponerle lo que más te guste):

  • Fruta escarchada, naranjas confitadas y guindas.

  • Almendras laminadas

  • Azúcar humedecida en agua de azahar o agua normal (a mí me gusta hacerlo con agua de azahar porque aporta más sabor y aroma).

PREPARACIÓN

roscon de reyes casero

 

Te voy a contar cómo lo hago yo, que aunque esté mal decirlo, me queda muy rico y con un sabor y aroma deliciosos. Yo utilizo mi robot amasador KitchenAid pero puedes amasarlo con cualquier otro robot amasador o incluso con tus propias manos, aunque eso te llevará algo más de tiempo y trabajo pero queda igual de bien. Todos los pasos que te voy contando con robot amasador, los puedes aplicar igualmente si lo haces de forma manual.

Lo primero que hago es pesar y preparar todos los ingredientes del Roscón para luego tenerlos a mano y ya solo tener que ir añadiéndolos. Te lo aconsejo porque es mucho más cómodo y práctico 😉

Lo primero que yo hago es preparar el AZÚCAR AROMATIZADA. Para ello necesitamos azúcar glass que la puedes comprar ya preparada, o si no es muy fácil hacerla: Vierte el azúcar en el vaso de una picadora o trituradora ya sea de mano tipo Minipimer o de vaso (yo uso la Thermomix) y tritura hasta dejarla hecha polvo (en sentido literal). A continuación añade dentro del vaso junto al azúcar glass las cáscaras de las naranjas y el limón y tritura todo junto hasta que se quede como una pasta. Reserva en un bol o recipiente. (Este paso te lo puedes ahorrar añadiendo en la preparación de la masa principal el azúcar tal cual junto con la ralladura de los cítricos, aunque yo te aconsejo que lo hagas así porque aporta un sabor y aroma más intenso al Roscón).

Después voy con el PREFERMENTOMASA MADRE o MASA DE ARRANQUE. Para esto no hace falta ninguna máquina ya que es una masa pequeña que vamos a formar con las manos en menos de cinco minutos. En un cuenco o vaso amplio diluyo la levadura en la leche que tiene que estar tibia, removiendo con una cucharilla. Añado la harina de fuerza y el azúcar y remuevo de nuevo. Cuando veo que comienza a formarse una masa más densa sigo amasando con las manos durante unos 2 o tres minutos hasta que la masa ya no se pegue a las manos. Hago una bola y la introduzco dentro de un recipiente o bol amplio con agua tibia de forma que la bola quede totalmente cubierta. Cuando veo que la bola sube a la superficie y flota (que será al cabo de unos 10 o 15 minutos aproximadamente), ya tengo preparado el  prefermento o masa madre. Hay personas que dicen que la bola no les flota. Si te ocurre eso no pasa nada, pasados unos 15 o 20 minutos ya lo puedes sacar igualmente (no conviene tener la bola dentro del agua más de 30 minutos).

Mientras que la bola del prefermento se va «activando» termino de preparar el resto de los ingredientes del roscón para tenerlos a mano y ya comienzo a preparar la MASA PRINCIPAL DEL ROSCÓN. 

Primero en un vaso ancho disuelvo la levadura en la leche tibia removiendo con una cucharilla (al igual que hice con el prefermento).

En el bol de la amasadora vierto primero los dos huevos, coloco el accesorio batidor (el de varillas tipo globo). Bato muy bien a velocidad media-alta durante unos 3 o 4 minutos hasta que los huevos queden bien montados. Esto es opcional pero ya verás que luego queda la masa mucho mejor 😉

Quito el accesorio batidor y coloco la pala mezcladora. En el bol junto con los huevos montados añado el agua de azahar, el ron,  el azúcar aromatizado y la sal. Mezclo todo a velocidad 2-3 durante uno o dos minutos.

A continuación quito la pala mezcladora y coloco el gancho de amasar. Añado al bol la levadura disuelta en leche, el prefermento o masa madre que ya estará flotando y la harina de fuerza previamente tamizada (aunque dicen que con este tipo de amasadoras no hace falta tamizarla). Comienzo a amasar durante 10 minutos a velocidad baja 1-2. Al cabo de 10 minutos paro de amasar y dejo reposar la masa durante unos 5 o 7 minutos y de nuevo vuelvo a amasar durante otros 10 minutos dejando reposar después otros 5 minutos más. A la siguiente vez le añado poco a poco la mantequilla que deberá estar a temperatura ambiente o en punto pomada. Al añadir la mantequilla ésta se queda como pegada por las paredes del bol. Yo paro un momento y con una lengua pastelera la retiro de las paredes y la mezclo un poco. Sigo amasando durante otros 10 o 15 minutos hasta que la mantequilla quede totalmente integrada y se haya formado una masa que aunque es algo pegajosa, ya se despega de las paredes del bol y es más elástica y manejable. 

Y ahora viene el PRIMER LEVADO: Me unto las manos con un poco de aceite para sacar la masa del bol y formo una bola. Engraso un poco el interior y las paredes del bol con aceite y coloco la bola de masa de nuevo en su interior. Tapo con un paño o un plástico transparente (yo le pongo un gorro de ducha) y ahora hay que colocar el bol en un lugar cálido donde no haya corrientes de aire (yo lo dejo dentro del horno apagado) entre 3 y 5 horas hasta que que la masa duplique su volumen (incluso pueden ser 8 horas). Este proceso de primer levado se puede acelerar bastante precalentando el horno a 50ºC y una vez que coge temperatura hay que apagarlo e introducir el bol con la masa para que con el calor residual el levado sea mucho más rápido (así puede tardar una o dos horas como mucho en duplicar su volumen) ¡Pero recuerda apagar el horno antes de introducir el bol!

Una vez que haya pasado el tiempo necesario y la masa ya ha duplicado su volumen, engraso con un poco de aceite mis manos y la superficie de trabajo donde la voy a colocar para darle forma, la saco del bol (con las manos engrasadas no se pegará) y la coloco sobre la superficie de trabajo (es mejor usar  aceite para manejarla porque no es bueno añadir más harina de la necesaria a la masa). La hundo un poco con los dedos desde afuera hacia adentro pero no en exceso para no quitarle todo el aire y formo de nuevo una bola. Ahora hundo el dedo índice en el centro de la bola y con las dos manos la sujeto en el aire dándole vueltas para que el agujero se vaya agrandando a la vez que intento que la masa quede igual de grosor por todas partes. Una vez que tengo formado el roscón lo coloco en una fuente de horno forrada con papel vegetal o papel de horno, poniendo un bol o un aro de emplatar en el agujero central para impedir que éste se cierre cuando comience a levar. También lo unto con un poco de aceite para que no se pegue la masa cuando lo retiremos.

Y ahora viene el  SEGUNDO LEVADO

Pues sí, antes de hornear tiene que levar de nuevo. Ya te decía al principio que es un proceso lento en el que hay que respetar los tiempos si queremos un roscón de diez ¡Que es lo que vamos a conseguir! 😉 

Pues siguiendo por donde iba, cuando ya tengo el roscón con la forma hecha sobre la bandeja, lo tapo con un paño de cocina limpio o papel film trasparente (aquí el gorro de ducha ya no me llega) y lo introduzco de nuevo en el horno apagado para que vuelva a levar como mínimo 1 o 2 horas. Si empleas de nuevo el truco de precalentar el horno a 50ºC podrás acelerar el tiempo de levado, aunque yo solo aconsejo esto cuando realmente tengamos prisa ya que es mejor que fermente más lentamente.

Una vez que el roscón ha levado y duplicado su volumen lo saco del horno y pongo éste a precalentar a 200ºC con calor arriba y abajo. Mientras tanto pinto toda la superficie del Roscón con huevo batido. Este paso es muy importante hacerlo con mucha suavidad como si estuvieramos «acariciando con una pluma» el roscón, ya que ahora es muy delicado y podríamos pincharlo con lo cual nos bajaría todo el aire que ha conseguido con el levado. Es mejor utilizar un pincel de silicona ya que estos son más suaves y no lo pinchan. Si ves que te baja todo el roscón vuelve a introducirlo de nuevo dentro del horno apagado y deja que vuelva a levar.

Cuando ya lo tengo todo bien pincelado con el huevo coloco por encima los trozos de fruta escarchada, guindas o naranjas confitadas. Esto en realidad le gusta a muy poca gente, de hecho en casa no se lo come nadie, pero yo siempre lo pongo porque ¡Si no no me parece un Roscón de Reyes!  Después reparto por toda la superficie las almendras laminadas y por último pongo un puñado de azúcar en un bol, añado unas tres o cuatro gotas de agua de azahar para humedecerla y mezclo con una cuchara hasta que se quede el azúcar como en montoncitos. Reparto el azúcar humedecida por toda la superficie del roscón ¡Y ya por fin al horno!

Introduzco la bandeja con el roscón en el horno que estaba precalentado a 200ºC con calor arriba y abajo y lo dejo a esa temperatura. Pasados 10 minutos bajo la temperatura a 180ºC y lo dejo otros 10 minutos más. Al cabo de ese tiempo miro a ver si se me está tostando mucho por encima y como suele ser que sí, le coloco en la superficie un trozo de papel de plata para evitar que se ponga muy negro por arriba y lo dejo hornear unos 5 o 7 minutos más. Aquí tienes que tener en cuenta que cada horno es un mundo y tendrás que ir controlando tú los tiempos de tu horno. Normalmente al cabo de unos 25 minutos como mucho ya suelen estar hechos pero puedes pinchar con un palo de brocheta y ver si ya sale seco. 

roscon de reyes casero

Este es el roscón tal cual, sin relleno, que es como a mí más me gusta. Pero si prefieres tomarlo relleno solo debes esperar a que enfríe y abrirlo por la mitad con ayuda de un cuchillo y rellenarlo con nata montada, crema, trufa… A mí solo me gusta el relleno con nata pero ya se sabe que para gustos ¡Los colores! 🙂

Los roscones caseros tienden a ponerse duros antes que los comprados al no llevar conservantes, pero lo puedes partir en porciones y congelarlas para tener Roscón recién hecho todas las mañanas. De todas formas a mí este me duró casi tres días tierno, eso sí, cortado en porciones y muy bien envueltas en papel de aluminio. De todas formas si te sobra no lo tires porque puedes preparar un postre con una receta de aprovechamiento riquísima que ya te contaré en otro post 😉

Pues como te decía al principio, ya ves que no es complicado pero sí lleva su tiempo aunque te garantizo que merece mucho la pena porque está de muerte. Vamos, que como lo hagas ya verás como no lo compras más.

Te deseo un Feliz día de Reyes y que te traigan muchas cositas pero sobre todo mucha SALUD, AMOR y FELICIDAD.

¡Besotes!