Hoy vengo con este BIZCOCHO DE ANÍS, uno de los DULCES DE CARNAVAL más ricos. Me he inspirado en un BIZCOCHO ITALIANO llamado BERLINGOZZO y tiene un intenso sabor y aroma a ANÍS que lo hace irresistible. Una vez que lo hagas te aseguro que lo repetirás en más ocasiones 😉

Hace tiempo que tenía echado el ojo a esta receta que me llamó la atención porque lleva anís (a mí es que me pirra el saborcito del anís en las recetas dulces). Como te decía, me he inspirado en el BIZCOCHO  BERLINGOZZO de origen italiano, que tradicionalmente lleva forma de rosca y es una RECETA TÍPICA DE CARNAVAL.

Así que ahora que nos acercamos al CARNAVAL he pensado ¿Qué mejor momento para probarlo? ¡Y dicho y hecho! Aunque ya te digo que no pienso esperar al año que viene para hacer el siguiente ¡Este seguro que cae unas cuantas veces!

Yo ya he preparado en otra ocasión un bizcocho con anís, en concreto se trata de este BIZCOCHO DE CALABAZA Y ZANAHORIA CON ANÍS Y CANELA que no es por que yo lo diga, pero está espectacular. Aunque en este caso el sabor a anís es menos intenso que en el BIZCOCHO que traigo hoy.

El BIZCOCHO DE ANÍS de hoy, además de llevar licor de anís también le pongo ANÍS EN GRANO o MATALAHÚVA lo cual potencia aun más su rico sabor. Creo recordar que la receta original solamente lleva una de las dos cosas (el licor o el anís en grano) pero yo le he puesto las dos ¡Y queda de muerte! Además es que me encanta encontrarme los granos de anís en su interior con todo su saborcito 😋. Por ejemplo en las GACHAS DULCES hay quienes cuelan los granos de anís o directamente ni se los ponen, pues yo también los dejo ¡A mí me encantan!

Este bizcocho lo he preparado en la olla lenta CHUP CHUP MATIC, ya que tenía ganas de cocinar un bizcocho en ella porque desde que la tengo aún no la había utilizado para hacerlo y lo cierto es que los bizcochos quedan espectaculares y además ¡Sin riesgo a que se nos quemen! (aunque si te pasas mucho de tiempo sí se puede quedar menos esponjoso y más “mazacote”).   

Si quieres ver las VENTAJAS Y BENEFICIOS DE LA COCCIÓN LENTA O COCCIÓN A BAJA TEMPERATURA aquí debajo te dejo un vídeo donde lo explico todo y te enseño las características de otra olla lenta  CROCKPOT que tengo y que también está genial, por si te interesa alguna de las dos y no sabes por cual decidirte. 

Puedes ver el vídeo pinchando 👉👉 AQUÍ.

Pues lo dicho, que este es el típico BIZCOCHO CASERO fácil y rápido de preparar e ideal para el desayuno o la merienda. Así que lo mejor es ver cómo se hace.

¡Comenzamos!

INGREDIENTES

  • 3 HUEVOS tamaño “L” (lo ideal es que estén a temperatura ambiente así que recuerda sacarlos como 1 hora antes).

  • 180 gr. de AZÚCAR (yo en este caso he utilizado mitad azúcar blanca y mitad azúcar morena de caña integral pero puedes utilizar solo una o la otra).

  • 100 gr. de MANTEQUILLA sin sal (también a temperatura ambiente o en “punto pomada”).

  • 400 gr. de HARINA DE TRIGO común.

  • 1/4 Cdta. de SAL

  • RALLADURA DE 1 NARANJA (o de 2 mandarinas)

  • 15 gr. (1 sobre) de LEVADURA QUÍMICA  o polvo de hornear (tipo Royal)

  • 1 Cda. de MATALAHÚVA o ANÍS EN GRANO

  • 20 ml. de LECHE

  • 20 ml de LICOR DE ANÍS

    Esta es una masa algo densa así que puede ser que necesites añadir al final un poco más de líquido si ves que la masa queda demasiado espesa. En ese caso deberás añadirle un chorrito más de leche, aunque también puedes optar por añadir en su lugar un chorrito de anís si, como en mi caso, te gusta con extra de sabor. No te preocupes por el alcohol porque se evapora con la cocción ¡Pero el saborcito se queda! 😋

ELABORACIÓN

  1. Pon la olla lenta a precalentar a temperatura ALTA durante 30 minutos de antelación como mínimo. Mientras tanto y a continuación engrasa con mantequilla o spray desmoldante el molde que vayas a utilizar y resérvalo (yo también lo enharino un poco para que luego sea más fácil el desmoldado).  Si lo vas a hacer en el horno precalienta a 180ºC con calor arriba y abajo.

  2. En un bol amplio añade los huevos y el azúcar y bate con unas varillas eléctricas durante unos 5 minutos hasta que blanqueen y dupliquen su volumen (yo he utilizado mi “KitchenAid” con el accesorio de varillas globo). Puedes hacerlo perfectamente de forma manual con unas varillas, aunque tardarás un poco más y te tocará “hacer brazo”.

  3. A continuación agrega la sal, la mantequilla a temperatura ambiente o “punto pomada” y la ralladura de naranja y mezcla durante un minuto más aproximadamente. 

  4. Sin dejar de batir añade el anís en grano o Matalahúva, la leche y el licor de anís.  Sigue batiendo un poco más para mezclar bien todo.

  5. Retira el accesorio de varillas globo y añade al bol la harina tamizada mezclada con la levadura. Si lo haces con robot amasador como yo, coloca el accesorio de pala mezcladora y ve mezclando poco a poco. Si no, puedes seguir mezclando con las varillas sin problema. Ve añadiendo la harina en dos o tres tandas mientras vas mezclando hasta que esté totalmente integrada. Verás que se va formando una masa espesa y densa. Para de vez en cuando y remueve con una espátula o lengua pastelera para retirar los restos de las paredes y termina de mezclar.

  6. Si es necesario al final le puedes agregar un poco más de leche aunque como te explicaba en los ingredientes, yo aquí le puse un chorrito de anís para darle algo más de saborcito (no te preocupes que el alcohol se evaporará durante la cocción pero el saborcito se quedará 😉)

  7. Una vez que está lista la masa viértela dentro del molde que habías engrasado. Si es preciso nivela la masa por la superficie con una espátula o lengua pastelera.

  8. EN OLLA LENTA: Introduce el molde dentro de la cubeta de tu olla lenta que habías precalentado hace 30 minutos. Tapa con un paño de cocina seco y coloca encima la tapa de la olla. ¡OJO! Esto es fundamental siempre que cocines bizcochos en olla lenta, para evitar que las gotas de agua producidas por la condensación caigan dentro del bizcocho y lo estropeen. 

  9. Cocina en temperatura ALTA durante al menos 1 hora y 30 minutos. Al cabo de ese tiempo abre la olla y pincha con un palo de brocheta o cuchillo para ver si sale seco. En caso de que aun no esté cierra y sigue cociendo durante un poco más de tiempo (como máximo dos horas aunque el mío tardó tan solo 1 hora y media). 

  10. EN HORNO: Introduce el molde en el horno precalentado a 180ºC con calor arriba y abajo. Cocina durante 30 o 35 minutos a la misma temperatura (siempre vigilando para que no se queme ya que te recuerdo que cada horno es un mundo). Si ves que por arriba se tuesta demasiado puedes colocar un papel de plata en la superficie pero nunca abras el horno antes de los 15 o 20 primeros minutos o el bizcocho no subirá.

  11. Al cabo del tiempo retira el molde de la olla o el horno y deja reposar sobre una rejilla durante 10 minutos antes de desmoldar.

  12. Para la decoración puedes espolvorear la superficie con un poco de azúcar glass o como en mi caso, preparar un glaseado de naranja mezclando el azúcar glass con un poco de zumo de naranja hasta conseguir una especie de crema densa que verterás por toda la superficie del bizcocho dejándola caer por los bordes.

    ¡De una forma u otra está de muerte! Tómalo en el desayuno o en la merienda y verás qué cosa más rica 😍

👇👇👇 AQUÍ PUEDES VER EL VÍDEO CON LA RECETA 👇👇👇

¡Espero que te haya gustado! Si es así déjame tu comentario aquí debajo y te resolveré cualquier duda

¡Besotes! 😘😘😘

Share This