Las ALITAS DE POLLO son muy versátiles y las podemos preparar de muchas maneras. Hoy vengo con una receta de ALITAS DE POLLO A LA CERVEZA EN OLLA LENTA que además de estar deliciosa, es un plato fácil de preparar y muy económico ¿Qué más se puede pedir? Es de las típicas recetas que gustan a toda la familia así que cuando las hagas seguro que nadie te va a poner pegas 😉. En esta ocasión las he preparado en OLLA LENTA, en concreto en la CROCKPOT 

Este tipo de ollas son fantásticas, ya que se caracterizan por cocinar los alimentos a BAJA TEMPERATURA, por lo que los tiempos son mucho más largos, pero los resultados son espectaculares. En ellas puedes cocinar todo tipo de alimentos, pescados, legumbres, las carnes quedan con una textura melosa y súper tiernas y hasta puedes hacer dulces y riquísimos BIZCOCHOS EN OLLA LENTA, los pescados, las legumbres y  sobre todo en la carne, que queda tierna y muy suave. Hay muchos tipos de olla lenta con distintos precios, tamaños y modelos. El que yo uso en esta receta a mí me encanta, pero también Cecotec ha sacado la CHUP CHUP MATIC, que es una olla que está genial, con una buena capacidad, las mismas funciones que la mayoría de Crockpot, y su precio es algo más económico. Si quieres echar un vistazo a sus características pincha AQUÍ donde te cuento en detalle también su funcionamiento.

No obstante, si no dispones de una OLLA LENTA, esta receta también la puedes preparar de igual manera en el horno. La preparación es igual, solo que en lugar de cocinarlas en la olla, las meteremos al horno durante una hora y listo (después te cuento cómo hacerlo de esta manera). La diferencia es que quizás no te van a quedar tan tiernas por dentro, con esa textura que hace que se separe el hueso solo prácticamente, pero en cambio la piel sí queda más dorada y crujiente en el horno, cosa que en la olla lenta no ocurre. Pero bueno, de las dos maneras te van a quedar deliciosas, ya verás 😉

¡Vamos a ver cómo se hacen!

 

👇👇  AQUÍ PUEDES VER LA RECETA EN VÍDEO  👇👇

INGREDIENTES

– 1 kg. de ALITAS DE POLLO

– 50 ml. ACEITE DE OLIVA VÍRGEN EXTRA (AOVE)

– 3 o 4 DIENTES DE AJO

– 1 Cda. HIERBAS PROVENZALES (o las que prefieras)

– 1 Cda. CEBOLLA EN POLVO

– 30 ml. SALSA DE SOJA

– 1 Cda. PIMENTÓN DULCE

– 1/2 Cdta. PIMENTÓN PICANTE (opcional)

– 250 ml. (1 vaso) CERVEZA

– SAL Y PIMIENTA AL GUSTO

PREPARACIÓN

  1. Coloca las alitas en una fuente amplia y con un poco de profundidad y salpimenta por ambas caras. Reserva.

  2. A continuación prepara el macerado. Para ello, en un bol vierte el aceite de oliva Virgen extra, la salsa de soja, la cebolla en polvo, las hierbas provenzales, el pimentón dulce y la pizca de pimentón picante, que es opcional pero si te gusta un toque picante, le da un gusto muy rico. Añade también los ajos muy picaditos o machacados en un mortero. Remueve un poco para mezclar y añade la cerveza. Mezcla de nuevo para integrar bien todos los ingredientes.

  3. Vierte este aliño sobre las alitas que están dentro de la fuente, intenta que todas se impregnen de la mezcla y para ello, si es preciso, reparte un poco el aliño con una cuchara de forma que todas se impregnen del líquido.

  4. Tapa la fuente con papel film transparente y deja macerar en la nevera como mínimo 30 minutos o incluso puede estar de un día para otro. Cuanto más tiempo lo tengas, más saborcito cogerán ¡Pero no es conveniente tenerlas más de un día! (Yo las he tenido unas 8 horas aproximadamente).

  5. Transcurrido el tiempo, saca la fuente de la nevera, retira el papel film que la cubre e introduce las alitas en la olla lenta sin el caldo. Una vez dentro de la olla, añade por encima 3 o 4 cucharadas del líquido de la maceración. Con esa cantidad es suficiente ya que no necesitan estar cubiertas de líquido. Cierra la olla, selecciona temperatura alta (high) y deja cocinar durante 3 horas.

  6. SI LAS HACES EN HORNO: Una vez que sacas las alitas de la nevera, las colocas bien distribuidas sobre una fuente para horno y también la riegas con unas cucharadas de la mezcla anterior. Cocina a 180ºC calor arriba y abajo durante una hora aproximadamente y entre medias riega por encima las alitas un par de veces con un poco más del líquido, dado que en el horno se produce evaporación y sino se quedarían muy resecas, cosa que en la olla lenta no ocurre. Transcurrida la hora, saca del horno y sirve.

  7. Transcurridas las tres horas en la OLLA LENTA, ya podemos apagarla y abrir la tapa. ¡OJO! Recuerda protegerte con un guante de cocina, ya que el vapor sale de golpe y puedes ocasionarte quemaduras (doy fé 😰).

  8. Y ya tenemos cocinadas estas riquísimas alitas de pollo ¡No veas qué olorcito más rico sale de la olla!  Puedes servirlas directamente o si las vas a servir un poco más tarde, puedes seleccionar el modo mantener caliente (Warm). Una vez servidas en el plato, añádeles por encima un poco de la salsita y ya puedes hincar el diente a estas deliciosas ALITAS DE POLLO EN SALSA DE CERVEZA que además quedan tan tiernas que la carne se desprende sola del hueso.  

  9. Las puedes acompañar con unas patatas fritas o asadas, una ensalada, o incluso solas. Eso sí ¡Que no te falte el pan porque la salsita está de muerte! 😋

¡Espero que te gusten! 😘😘

 

Si te ha gustado esta receta déjame tu comentario aquí debajo. Estaré encantada de conocer tu opinión o cualquier sugerencia que quieras compartir. Por supuesto, si tienes alguna duda pregúntamela y te responderé con mucho gusto.

 

¡Besotes! 😘😘😘

 

 

 

No te pierdas estas otras RECETAS (Pincha en cada una de ellas para ver la receta):

 

CONTRAMUSLOS DE POLLO EN SALSA DE SOJA Y MIEL

 

POLLO AL CURRY CON CHOCOLATE

 

WRAP DE POLLO CON VERDURAS SALUDABLE

 

CONTRAMUSLOS DE POLLO AL HORNO CON VINO BLANCO Y PATATAS  

CARRILLERAS DE CERDO AL VINO TINTO EN OLLA LENTA

ESTOFADO DE CERDO EN OLLA LENTA

 

Share This